Dos jóvenes valencianos denuncian a la Guardia Civil por exigirles hablar en castellano en un control de alcoholemia

  • "Él me entendía perfectamente, contestaba a todo lo que le decía", explica uno de los afectados a 20minutos.
  • A través de la Plataforma per la Llengua, les han denunciado por abuso de autoridad y discriminación lingüística.
Manel Carceller, delegado de la Plataforma per la Llengua, junto a Raúl, uno de los afectados.
Carceller, delegado de la Plataforma per la Llengua, junto a Raúl, uno de los afectados.
Cedida

"Bona vespreda" fue el saludo que utilizó Raúl Diego, un joven procedente de Valencia, cuando una patrulla de la Guardia Civil le paró para realizarle un control de alcoholemia en en Tavernes de la Valldigna (Valencia) el pasado 29 de diciembre, cuando se dirigía con otros tres amigos a un festival.

"A mí háblame en español, que estamos en España", respondía el guardia. Ante tal respuesta, Raúl explica a 20minutos: "Si me hubiera dicho de forma educada que su lengua materna no es el valenciano y que no lo entiende, yo seguramente le hubiera hablado en castellano sin problema".

El joven, que revindicó durante los 40 minutos que duró la intervención su "derecho de hablar en valenciano", ha denunciado junto con otra afectada, Anna, a dos guardias por abuso de autoridad y discriminación lingüística a través de la Plataforma per la Llengua

"Me dijo que me llevaría al cuartel para que viniese un intérprete y pudiésemos comunicarnos", explica Raúl, que añade que tardó unos 20 minutos en realizarle la prueba de drogas: "Me dijo que tenía que salivar más, porque sino me llevaría al cuartel por negarme a hacer la prueba". 

Raúl no se explica por qué el guardia le pedía que hablase en castellano: "Él me entendía perfectamente, contestaba a todo lo que le decía, pero quería que hablase en español", asegura.

Raúl cree que lo "más grave" del altercado fue "el abuso y la retención de 40 minutos, la actitud de soberbia, las amenazas y la arrogancia que tuvo hacia nosotros con la excusa de la lengua"

Preguntado por cómo se sintió ante la situación, Raúl explica: "Viniendo de la Guardia Civil no es una sorpresa, pero cuando te ocurre personalmente te choca y pasas un poco de miedo porque sabes que tienen más autoridad que tú". Este medio intentó ponerse en contacto con la Guardia Civil para conocer su versión, sin éxito. 

Además, añade que le asustó "el tipo de montaje que pudiese llevar a cabo" en referencia a la supuesta negativa de Raúl a realizar la prueba de drogas: "Sabía que por el tema de la lengua no me iba a detener porque sabe que no tiene razón, pero tenía miedo de que me detuviese por otra cosa".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento