Calvo hace un llamamiento a la "tranquilidad" y dice que España trabaja en Irak bajo el "paraguas" de la OTAN

Soldados iraquíes en un entrenamiento con militares españoles y estadounidenses en la base de Besmayah.
Soldados iraquíes en un entrenamiento con militares españoles y estadounidenses en la base de Besmayah.
GTRES

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha hecho este miércoles un llamamiento a la "tranquilidad" tras el ataque con misiles de Irán a dos bases en Irak y ha afirmado que España va a trabajar siempre bajo "el paraguas de la posición de la Unión Europea", así como de la OTAN.

"Hemos pedido a Irán que no siga avanzando y que no siga rompiendo las limitaciones que tenía establecidas", ha subrayado Calvo en una entrevista en TVE y ha aclarado que España está a la espera de que el alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, reúna en "pocos días" a los estados miembros para ver qué decisiones conjuntas toma Europa en el conflicto.

"Hemos pedido a Irán que no siga avanzando y que no siga rompiendo las limitaciones"

Calvo ha asegurado que los militares españoles en zona "de riesgo" han salido hacia Kuwait, en referencia a los que estaban en Bagdad, y que las bases estadounidenses asentadas en España están en condiciones de "total normalidad" y "garantía".

La vicepresidenta en funciones ha destacado que, a pesar de ser una parte "modesta", las tropas españolas están "muy bien valoradas" y cuentan con un "gran prestigio" en misiones internacionales.

Asimismo, ha aclarado que las tropas están en Irak "en misión de paz" y no para combatir en conflicto y ha añadido que de esas funciones "no se van a mover".

550 militares españoles

España tiene unos 550 militares destacados en la base Gran Capitán de Besmayah, al sureste de Bagdad, más otros tres que han permanecido en la capital del país. 

Todos ellos se encuentran a salvo tras el ataque perpetrado por Irán contra bases de la coalición internacional de lucha contra el terrorismo en suelo iraquí, que albergan tropas estadounidenses.

Según ha informado el Ministerio de Defensa, no había ningún militar español en las bases iraquíes de Al Asad e Irbil que esta madrugada han sufrido un ataque con misiles por parte de Irán y, por lo tanto, ningún miembro del contingente español ha sufrido daños como consecuencia de estos ataques.

La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, se encuentra "en contacto permanente" con el contingente español, que está "tranquilo" pese a las tensiones que vive la zona, incrementadas durante los últimos días tras la muerte del general iraní Qasam Soleimani en un ataque de Estados Unidos.

Coalición con EE UU

El grueso del contingente español en Irak forma parte de la coalición internacional de lucha contra el terrorismo liderada por Estados Unidos, aunque también cuenta con un pequeño grupo de militares integrados en la misión de la OTAN de adiestramiento a las fuerzas locales.

Tras la muerte de Suleimani, la Alianza Atlántica anunció la suspensión temporal de su operación en Irak y la retirada de parte de sus tropas en el país. Con ello, España desplazó a Kuwait a diez de los trece militares que se encontraban en Bagdad como parte de esta misión de la OTAN.

Mientras, la operación en Besmayah sigue con "normalidad" y sin ningún cambio, según ha informado el Ministerio de Defensa, que ha subrayado que cualquier decisión que se tome respecto a su futuro será bajo el paraguas de la coalición internacional. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento