Irán ataca con una docena de misiles dos bases con tropas de EE UU en Irak: "Es el primer paso de una dura venganza"

Misiles lanzados por Irán contra la base con tropas estadounidenses de Ain Al Asad, en Irak, en una imagen de un vídeo difundido por la televisión estatal iraní.
Misiles lanzados por Irán contra la base con tropas estadounidenses de Ain Al Asad, en Irak, en una imagen de un vídeo difundido por la televisión estatal iraní.
IRIB / EFE
Misiles lanzados contra la base con tropas estadounidenses de Ain Al Asad, en Irak.
EFE

Más de una docena de misiles balísticos lanzados desde Irán impactaron este martes por la noche en dos bases aéreas que albergan tropas estadounidenses en Irak, según confirmaron tanto el Pentágono como el propio Gobierno iraní. La Célula de Información de Irak aseguró este miércoles en un comunicado que, hasta el momento, no se han registrado víctimas mortales entre las filas de las fuerzas iraquíes.

"Todos los misiles tuvieron como objetivo las sedes de la coalición internacional (de lucha contra Estado Islámico) y todavía no se han registrado víctimas mortales entre las filas de las fuerzas iraquíes", dijo la Célula en un comunicado.

Los Guardianes de la Revolución, el cuerpo de élite del ejército de Irán, se atribuyeron el ataque y afirmaron que es un primer paso de la "dura venganza" por el asesinato por parte de EE UU de su comandante, Qasem Soleimani.

"Al Gran Satán, el régimen cruel y arrogante de EE UU, advertimos de que cualquier otra maldad o violación u otras medidas se enfrentará a una respuesta más dolorosa y aplastante", aseguraron, en un mensaje colgado en su pagina web.

La nota también dirigió amenazas contra los países árabes aliados de EE UU que albergan bases militares estadounidenses, instando a que no se usen sus territorios para lanzar ataques de represalia contra Irán. En cuanto a Israel, la Guardia Revolucionaria subrayó que considera que ese país está "unido en estos crímenes con EE UU".

Por último, el cuerpo de élite aconsejó a EE UU que convoque a sus soldados en la región "para evitar más daños y para no poner en peligro la vida de los militares de ese país por el creciente odio diario hacia el régimen impopular que domina EE UU".

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, dijo, no obstante, que el ataque es una medida proporcionada y que Irán "no busca una guerra". "Irán efectuó y concluyó medidas proporcionadas en defensa propia en virtud del artículo 51 de la Carta de la ONU atacando una base desde la cual se lanzó un cobarde ataque armado contra nuestros ciudadanos y altos funcionarios", escribió Zarif en Twitter.

En máxima alerta

Un portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, afirmó que todavía no está claro si ha habido víctimas, y precisó que el ataque se produjo contra las bases de Ain Al Asad y Erbil.

"Está claro que estos misiles fueron lanzados desde Irán y dirigidos contra al menos dos bases militares iraquíes", agregó, añadiendo que estaban trabajando en las evaluaciones iniciales de los daños.

El Pentágono recordó que en esas bases permanecen tropas estadounidenses y de la coalición.

"Esas bases han estado en máxima alerta debido a las señales de que el régimen de iraní planeaba atacar nuestras fuerzas e intereses en la región", añadió la declaración.

A la espera de la declaración de Trump

La Casa Blanca, por su parte, indicó que el presidente estadounidense, Donald Trump, fue informado del ataque y que se mantenía en contacto con su equipo de seguridad nacional.

Posteriormente, el propio Trump, que se reunió después del ataque con los secretarios de Estado, Mike Pompeo, y de Defensa, Mark Esper, señaló en Twitter: "¡Todo está bien! Misiles lanzados desde Irán contra dos bases militares ubicadas en Irak. Realizando ahora evaluación de víctimas y daños. ¡De momento, bien! ¡Tenemos el ejército más poderoso y mejor equipado del mundo, con diferencia! Haré una declaración mañana por la mañana".

En la base militar de Ain al Asad, situada en el oeste de Irak, impactaron al menos 13 misiles, según confirmaron a Efe una fuente de la Policía de la provincia donde se ubican las instalaciones y otra fuente del Ejército iraquí.

Una fuente de la comandancia de la Policía de Al Anbar (oeste) dijo que varios misiles fueron lanzados contra esa base ubicada en la zona de Al Bagdadi, al oeste de la capital provincial, Ramadi, pero que de momento se desconocen los daños materiales o personales causados por el impacto.

Mientras, una fuente del Ejército iraquí detalló que fueron 13 los misiles que impactaron en Ain al Asad, y detalló que se escucharon explosiones dentro del perímetro de la base, aunque tampoco pudo confirmar si se produjeron víctimas.

Localización de la base aérea de Al Asad, en Irak.
Localización de la base aérea de Ain Al Asad, en Irak.
GOOGLE MAPS

Visitas recientes

En las instalaciones de Ain al Asad se encuentran soldados estadounidenses desplegados en el marco de la coalición internacional liderada por EE UU de lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y su esposa Karen visitaron la base el pasado mes de noviembre y sirvieron una comida de Acción de Gracias a unos 150 militares estadounidenses.

A Ain al Asad también acudió el presidente Donald Trump, junto a su mujer Melania, en diciembre de 2018 en una visita sorpresa de la que no fueron informadas ni siquiera las autoridades iraquíes "por motivos de seguridad".

La base se encuentra en la zona desértica oriental de Irak, una de las últimas de las que fue expulsado Estado Islámico a finales de 2017, próxima a la frontera con Siria.

Descartada la salida de Irak

Horas antes de conocerse del ataque, el gobernante estadounidense había descartado que planee sacar próximamente a las tropas de Irak y retiró su amenaza de atacar objetivos culturales iraníes, al comprometerse a "obedecer las leyes" internacionales en ese sentido.

"En algún momento queremos salir [de Irak], pero este no es el momento adecuado", subrayó Trump, al añadir que esa retirada "sería lo peor que le puede pasar a Irak" porque ampliaría la "presencia" de Irán en el país.

Estados Unidos tiene entre 5.000 y 6.000 militares en Irak, según distintas estimaciones, y el asesinato el pasado día 3 del general iraní Qasem Soleimaní en una operación del país en Bagdad ha aumentado la presión en el país árabe a favor de una retirada de las tropas internacionales.

Prohibidos los vuelos comerciales

La Administración Federal de Aviación (FAA) prohibió este mismo martes que las aerolíneas comerciales de EE UU operen sobre el espacio aéreo de Irak e Irán, y sobre los golfos Pérsico y de Omán, tras el ataque con misiles lanzado por Teherán.

En un comunicado, la agencia federal que regula la aviación civil en Estados Unidos emitió un "aviso a navegantes" (NOTAM, en inglés) para informar de la restricción.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento