EE UU recomienda a sus ciudadanos que abandonen "inmediatamente" Irak por las amenazas del líder iraní

El Secretario de Defensa de EE.UU. Mark Esper, el Secretario de Estado Mike Pompeo y el Presidente de la Junta de Jefes de Estado y de Gobierno Mark Milley.
El Secretario de Defensa de EE.UU. Mark Esper, el Secretario de Estado Mike Pompeo y el Presidente de la Junta de Jefes de Estado y de Gobierno Mark Milley.
Richard Graulich/Palm Beach Post

El Departamento de Estado norteamericano ha recomendado este viernes a todos los estadounidenses que se encuentren en Irakque abandonen "inmediatamente" el país ante el aumento de la tensión después del ataque en el que ha muerto un destacado general iraní y un dirigente de una milicia iraquí apoyada por Teherán.

"Debido a las crecientes tensiones en Irak y la región, la Embajada de Estados Unidos recomienda a los ciudadanos estadounidenses que (...) abandonen Irak inmediatamente", señala la alerta publicada por el Departamento de Estado, que hace alusión igualmente a la recomendación hecha el miércoles de no viajar al país.

"Los ciudadanos estadounidenses deberían marcharse vía aérea mientras sea posible, y en caso contrario, hacia otros países por vía terrestre", ha destacado el departamento que dirige Mike Pompeo.

Asimismo, ha recordado que a raíz de los ataques de esta semana contra la Embajada estadounidense en Bagdad tras los bombardeos contra la milicia iraquí Kataib Hezbolá, apoyada por Irak, "todas las operaciones consulares están suspendidas hasta nuevo aviso" por lo que se aconseja a los estadounidenses no acercarse a la legación diplomática.

En este sentido, ha precisado que el Consulado General en Erbil, en el norte de Irak, está abierto para la gestión de visados y la emisión de pasaportes.

Estados Unidos ha matado en ataque aéreo en el aeropuerto de Irak al general Qasem Suleimani, comandante de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, y al 'número dos' de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP, una fuerza iraquí respaldada por Teherán y compuesta por varias milicias), Abu Mahdi al Muhandis. Esto ha desatado la furia por parte de los dirigentes iraníes que han prometido venganza y que puede desembocar en un conflicto entre los dos países. 

División entre los políticos estadounidenses

Los principales dirigentes demócratas, incluidos los candidatos a llegar a la Casa Blanca, han criticado este viernes la decisión de Donald Trump de matar a Soleimani, advirtiendo de que con ello podría desencadenar una nueva guerra para Estados Unidos.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha denunciado en un comunicado que la operación no había sido autorizada y se llevó a cabo "sin consultar al Congreso".

En un comunicado, la principal líder demócrata en el Congreso ha sostenido que la principal prioridad del Gobierno debe ser "proteger las vidas e intereses de los estadounidenses". "El ataque aéreo de esta noche amenaza con provocar una escalada de violencia peligrosa", ha advertido, subrayando que "Estados Unidos, y el mundo, no pueden permitirse que las tensiones aumenten hasta el punto de no retorno" y ha sostenido que el Congreso también deberá ser informado sobre los siguientes pasos, incluido un eventual despliegue adicional de tropas en la región.

Por su parte, el exvicepresidente Joe Biden ha afirmado que "Trump acaba de lanzar una barra de dinamita a un polvorín". "Podríamos estar al borde de un gran conflicto en Oriente Próximo", ha señalado en un comunicado el por ahora favorito para ser el candidato demócrata en las elecciones de noviembre. "Espero que la Administración haya pensado las consecuencias de segundo y tercer orden del camino que han tomado", ha confiado.

A su vez, el senador Bernie Sanders ha destacado que "la peligrosa escalada de Trump" acerca a Estados Unidos a "otra desastrosa guerra en Oriente Próximo que podría costar incontables vidas y billones de dólares". "Trump prometió acabar las guerras interminables, pero esta acción nos pone en camino hacia otra", ha escrito en su Twitter.

Por esta misma vía se ha pronunciado la senadora Elizabeth Warren, que ha afirmado que aunque Soleimani es responsable de la muerte de estadounidenses, "este gesto imprudente escala la situación con Irán y aumenta la probabilidad de más muertos y un nuevo conflicto en Oriente Próximo". "Nuestra prioridad debe ser evitar otra costosa guerra", ha defendido.

Por otro lado, el aliado de Trump, el senador Lindsey Graham, elogió la "audaz acción del presidente contra la agresión iraní" en una serie de tweets, en los que advirtió a Irán contra las represalias.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento