El Banco de España calcula que el Gobierno de Sánchez no reducirá ni una décima de déficit público este año

  • Se cerrará el año con un agujeros del -2,5%, igual que en 2018 y unos 6.000 millones más del cálculo del Gobierno.
  • Mantiene en el 2% su estimación de crecimiento para este año y en el 1,7% y el 1,6% sus previsiones para 2020 y 2021
Pedro Sánchez y Nadia Calviño.
Pedro Sánchez y Nadia Calviño.
EFE

El Banco de España ha mantenido en el 2% su estimación de crecimiento para este año y en el 1,7% y el 1,6% sus previsiones para 2020 y 2021, pero en cambio ha empeorado dos décimas la estimación de tasa de paro este año, hasta el 14,3%, cuatro décimas la de 2020 (13,6%) y dos décimas la de 2021 (13%), de acuerdo con sus nuevas proyecciones macroeconómicas de la economía española, que incluyen por primera vez su estimación de PIB para 2022 (1,5%) y de tasa de paro (12,5%).

El organismo dirigido por Pablo Hernández de Cos destaca que en los próximos años el ritmo de avance de la economía española seguirá superando la tasa de crecimiento potencial, por lo que la prolongación de la actual fase expansiva del PIB seguirá ampliándose y permitirá que siga absorbiéndose el "todavía elevado" volumen de desempleo. No obstante, la economía, a lo largo del horizonte de proyección, continuará mostrando una senda de "desaceleración gradual".

La autoridad monetaria también ha empeorado sus previsiones de déficit público, en una décima para este año, hasta cerrar en el 2,5%, medio punto más que el objetivo que se marcó el Gobierno —unos 6.000 millones de euros—, lo que implicaría una corrección nula respecto al año pasado. Además estima ahora un déficit del 2,1% y del 1,8% para 2020 y 2021, respectivamente, tres décimas más que lo recogido en la estimación previa. Sobre la deuda, prevé que cierre este año en el 96,6% del PIB, siete décimas por encima de la estimación del Ejecutivo.

El Banco de España explica que la revalorización de las pensiones en el periodo 2020-2022 en línea con el IPC, frente a la actualización del 0,25% previsto en las anteriores previsiones, hace que sus estimaciones de déficit empeoren especialmente a partir de 2020. En concreto, prevé que las pensiones podrían subir un 1,2% el año que viene, de acuerdo con su estimación del IPC.

En cuanto a la peor cifra de déficit para este año (2,5% del PIB, una décima más), apunta que los datos de ejecución presupuestaria hasta septiembre muestran un avance "más dinámico" de lo esperado de la remuneración de asalariados y de las prestaciones sociales, mientras que los datos de octubre de ingresos impositivos señalan una "desaceleración significativa" de la recaudación del Impuesto sobre Sociedades, al no repetirse este año el elevado pago fraccionado observado en 2018.

Aunque destaca que el déficit público se corregirá gradualmente hasta el 1,4% del PIB en 2022, explica que esta mejoría descansará "exclusivamente" sobre los efectos favorables del ciclo económico y sobre la continuación del proceso de reducción del coste medio de la deuda, como consecuencia del contexto actual de reducidos tipos de interés, ya que no espera cambios significativos en el saldo estructural primario. Así, destaca que el tono de la política fiscal, que ha sido "claramente expansivo" en 2019, pasará a ser neutral en el periodo 2020-2022.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento