Qué cuenta lo que visten los candidatos

Preparativos del debate a cinco
Preparativos del debate a cinco
20minutos | EFE/Juan Carlos Hidalgo

Los debates son de los pocos días en los que se coloca el foco en lo que visten políticos de género masculino. Una chaqueta de corte recto o ceñida cuenta cosas, igual que un cuello sin corbata. Esa ha sido la opción de Abascal, quizá para subrayar que lo suyo no es la derechita cobarde de traje clásico abotonado. El caso es que los nudos de su política quieren apretar mucho más, pero ya se sabe que lo suyo es normalizar la represión.

El segundo en llegar al Pabellón ha sido Pablo Iglesias, en su habitual taxi, a pesar de que esa guerra hace tiempo que parece haberse acabado (casualmente, su fin ha coincidido con que desde apps como Cabify ahora se pueda pedir taxis). El estilo de Iglesias es el de siempre, vaqueros y corbata suelta, igual porque sabe que esa imagen conecta con sus votantes. O igual porque sabe que los debates siempre le salen rentables. En el último consiguió recuperar ochocientos mil votantes.

Tercer puesto para Rivera, de traje clásico y corbata de color azul (Freud seguro que tendría cosas que decir). Lo que ya tenía en el plató era el cajón de diez centímetros que estará a los pies del atril. Todo apunta a que es para quedar a la altura de Sánchez, que esa distancia es la que les separa, aunque desde Ciudadanos han dicho que es para que se vea lo mucho que comunica con sus movimientos de manos...

Casado tiene pinta de que comparte sastre con Rivera. También tiene pinta de que comparten peluquero, barbero y bar favorito en Ponzano... Normal que el líder del PP haya llegado de lo más sonriente, que los sondeos solo le llaman bonito. Cuesta creer que hasta hace nada la imagen del partido peinara canas. Desde luego, han sabido blanquearla tanto como el dinero de los sobres de Bárcenas.

Por último, Sánchez, de traje oscuro y corbata estampada de esas que hace moiré en la cámara (anda que...). Se supone que busca contentar al voto joven socialista y al maduro. El problema es que con eso corre el riesgo de quedarse en medias tintas y en que los números no cuadren para cerrar mayorías. Otra vez.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento