El constitucionalismo cierra filas en torno a la sentencia del Supremo y los partidos llaman a la convivencia

Las penas del procés
Las penas del procés
20MINUTOS.ES

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha mantenido este lunes por la tarde sendas conversaciones telefónicas con los líderes del PP, Pablo Casado; de Ciudadanos, Albert Rivera, y de Podemos, Pablo Iglesias, que, según fuentes de Moncloa han transcurrido en un "clima positivo de lealtad institucional, apoyo y unidad". El presidente ha acordado con ellos "mantener la comunicación en los próximos días".

Según Moncloa, las conversaciones han sido "constructivas" y Sánchez ha comunicado a Casado, Rivera e Iglesias que "si fueran necesarias medidas excepcionales, estas serían compartidas". En los últimos días, el presidente ha asegurado que así lo haría en caso de aplicar la Ley de Seguridad Nacional o, en el último extremo, el artíuclo 155 de la Constitución. En todo caso, serían medidas extremas que por el momento se contemplan, a pesar del cariz que está tomando en Barcelona la protesta en el aeropuerto de El Prat, que ya ha obligado a suspender una quincena de vuelos. Fuentes de Moncloa se limitan a afirma que la situación se sigue de cerca y ha insistir en la "proporcionalidad" entre hechos y respuesta a los mismos.

Reunión a tres

El PP no ha comentado el contenido de las conversación entre Casado y Sánchez. En línea con lo que han apuntado fuentes del Gobierno, Ciudadanos ha explicado que en su conversación con el presidente Rivera le ha planteado una reunión a tres, a la que también asista Casado, "para diseñar una estrategia conjunta frente a la irresponsabilidad de los políticos separatistas". Sánchez la "ha descartado por el momento", explican desde la formación naranja, mientras que en Moncloa la han dejado pendiente de "la marcha de los acontecimiento".

Además, Rivera ha dado "todo su apoyo"al Gobierno "para que en Cataluña se cumpla la ley, se garantice el orden público y se proteja a millones de ciudadanos de las acciones de los separatistas". En tercer lugar, el líder de Cs ha trasladado a Sánchez su "preocupación por la seguridad en Cataluañ y le ha pedido que el Gobierno incremente todo lo que sea neceseario la presencia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para garantizar el orden público y la libertad de tods los catalanes".

"Hemos ganado los buenos, los demócratas, los que defendemos la Constitución y han perdido los que han querido quitarnos los pasaportes y nos han hecho sufrir". Con estas palabras analizó Albert Rivera la sentencia.

Cs exigirá al Gobierno que no haya indultos ni privilegios penitenciarios para ninguno de los condenados a prisión. Asimismo, el presidente de la formación naranja ha pedido a Sánchez que "rectifique" toda su estrategia de pactos con los independentistas y entienda que no es una solución apoyarse en Quim Torra, Carles Puigdemont o Arnaldo Otegi: "Nunca más España en manos de los independentistas, de los que quieren romper este país". Para él, es importante "sumar y no dividir", porque lo importante "no son las siglas ni los nombres".

El PSOE pide apoyo "de verdad"

La Moncloa ha informado esta mañana de que Sánchez tenía previsto llamar por la tarde a Casado, Rivera e Iglesias, para mantener unas conversaciones que, en el caso de los líderes del PP y Ciudadanos no han tenido que producirse de forma muy alejada a la comparecencia, también esta tarde, del secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, que se ha detenido especialmente en pedir "lealtad" al PP, la misma que tuvo el PSOE con el Gobierno de Mariano Rajoy para aplicar el artículo 155 en 2017.

Ábalos ha pedido "altura de miras" a los partidos "comprometidos con la Constitución" para que se sitúen "de verdad" junto al Gobierno para "trabajar desde el diálogo par que la sociedad catalana restañe sus heridas" provocadas por el procés. Según ha dicho, el "reencuentro de la sociedad catalana requiere moderación en las formas y distensión en los mensajes".

Sánchez ha cerrado la puerta a eventuales indultos a los políticos condenados en una declaración institucional desde Moncloa donde afirmó que la sentencia "abre una nueva etapa" y también advirtió de que su acatamiento "significa su íntegro cumplimiento". Dos horas y media después de conocerse el fallo, Sánchez compareció para "manifestar el absoluto respeto y acatamiento" de la sentencia por parte del Gobierno, ante lo que subrayó que "acatamiento significa su íntegro cumplimiento".

Ha afirmado que la sentencia "pone fin a un proceso judicial que se ha desarrollado con plenas garantías y transparencia, como corresponde a un Estado social y democrático de derecho". "En una democracia, nadie es juzgado por sus ideas o por su proyecto político, sino por delitos recogidos en nuestro ordenamiento jurídico", dijo frente al análisis independentista, que ve una "venganza" en el fallo del Supremo.

En su reacción a la sentencia, Casado ha propuesto este lunes endurecer el Código Penal para recuperar la tipificación del referendum ilegal y de rebelión impropia y reformar la Ley de Indultos para prohibirlos en caso de sedición o rebelión. Ábalos ha pedido a las "fuerzas políticas" que por considerar el fallo "insuficiente" no se propongan ahora reformas del Código Penal, porque se "sugiere que el Estado de Derecho ha podido no estar a la altura".

También sin citarle directamente, el número 3 del PSOE y ministro de Fomento en funciones también ha censurado el análisis que ha hecho Iglesias de la sentencia. El líder de Podemos ha lamentado que se haya "judicializado la política", una reflexión que Ábalos ha equiparado a la de quienes en el mundo independentista se la han tomado como una "venganza". "Una democracia no se venga a través de los tribunales" porque existe la "separación de poderes", ha dicho.

El líder de Podemos ha afirmado que "todo el mundo tendrá que respetar la ley y asumir la sentencia", pero sostiene que el fallo simboliza "cómo no hay que abordar los conflictos políticos". Para Iglesias, "toca arremangarse y trabajar por reconstruir puentes", ya que la sentencia "no pone fin al problema político de fondo". El "diálogo", ha dicho el líder morado, debe imperar "frente a las derechas incendiarias y a un PSOE riverizado que agita el artículo 155".

Iglesias también ha criticado que Pedro Sánchez haya alejado la posibilidad de un indulto: "En España se indultó a los terroristas Barrionuevo y Vera", condenados por los GAL, "y al golpista Armada", ha recordado.

Recurso de Vox

La primera reacción de Vox al fallo del Supremo ha sido anunciar su recurso, al considerar probado el delito de rebelión, que la sala descarta. "Hay un golpe de Estado vivo y una rebelión en marcha en Cataluña", ha sostenido Santiago Abascal, que además tachó tanto a PP como a PSOE de "cobardes" por su gestión del desafío independentista en los últimos años.

Por su parte, el líder de Más País ha afirmado que solo puede "respetar las decisiones judiciales", pero ha lamentado que el fallo es "el resultado del abandono de la política". Hace falta, ha dicho, "un Gobierno progresista que trabaje para restañar una parte de las heridas" provocadas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento