La candidata del Partido Popular a gobernar la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, será investida la próxima semana, después de que el presidente de la Asamblea, Juan Trinidad, haya certificado este martes que la popular cuenta con los suficientes apoyos, con los votos a favor de PP, Ciudadanos y Vox, y haya convocadado pleno de investidura para el 13 y 14 de agosto.

La convocatoria de este pleno, tras una larga negociación de más de dos meses entre las tres formaciones que darán su apoyo a Ayuso, ha terminado por producirse en plena polémica sobre la corrupción del PP en Madrid tras la solicitud por parte de la Fiscalía Anticorrupción de imputar a las expresidentas populares Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes.

Tras reunirse con Trinidad en la Asamblea, Ayuso ha asegurado en rueda de prensa que no tiene una vinculación mayor que cualquier otro afiliado de su partido con las dos expresidentas populares, a pesar de haber formado parte del equipo de Aguirre durante su etapa al frente de la Comunidad.

"Mi nexo con Cifuentes o Aguirre es como la de cualquier militante del PP durante las épocas en las que han sido presidentas, lo que hago es respetar la presunción de inocencia", ha declarado Ayuso en la Asamblea. "En el caso de Aguirre mi vinculación era con un perfil técnico de periodista, pero ahora soy otra persona. No reniego de nadie, pero no tengo porqué reivindicar nada. Mi compromiso con que no vuelva a repetirse ningún caso de corrupción en la Comunidad es firme".

"Garantía contra la corrupción"

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, ha asegurado también este martes que su formación será la mejor garantía contra la corrupción en la Comunidad cuando forme parte, como vicepresidente, del Gobierno de coalición junto al Partido Popular.

"No hay mayor garantía de que la corrupción no se extienda en la Comunidad de Madrid que entre Ciudadanos a cogobernarla", ha declarado el portavoz naranja, que ha asegurado que Cs "nunca será cómplice de casos de corrupción pasados o presentes" y que será el PP el que tenga que explicar "los casos de corrupción que le han afectado históricamente".

El último de los portavoces en reunirse este martes con el presidente de la cámara y diputado de Cs Juan Trinidad ha sido el socialista Ángel Gabilondo, que ha acusado al partido naranja de "bloquear" su posibilidad de presentarse como candidato a una sesión de investidura a pesar de haber sido el candidato más votado en las elecciones del 26 de mayo y se ha mostrado escéptico ante el papel de garante contra la corrupción que se ha atribuido Aguado.

"En los últimos cuatro años, Cs ha votado a favor de los presupuestos, mostró todas sus reticencias a una moción de censura que nosotros presentamos y fue más bien un sostén y un apuntalamiento de las políticas conservadoras del PP", ha declarado Gabilondo en rueda de prensa tras su reunión con Trinidad. "No compartimos la posición de creer que, desde dentro y porque esté Aguado (en el Gobierno), van a ir las cosas mucho mejor".

Consulta aquí más noticias de Madrid.