Expulsar a una pareja LGBT de un local por mostrar afecto es un delito de odio
Expulsar a una pareja LGBT de un local por mostrar afecto es un delito de odio. ALBERTO GARCÍA

Este viernes se ha hecho tristemente famoso un vídeo filtrado de las cámaras del metro de Madrid a La Sexta en el que dos miembros de la empresa que se encarga de la seguridad del subterráneo, en el intercambiador de la Avenida América, aparecen golpeando brutalmente a un hombre negro, sobre todo uno de ellos.

Patadas y puñetazos que ocurrieron el pasado 27 de julio que le han costado el empleo al más agresivo de ellos y al otro la apertura de un expediente, ha informado la empresa que les contrató, Grupo de Seguridad Integral (GSI), a la Agencia EFE.

GSI, que no justifica la actuación de estas dos personas, ha asegurado que la embestida no fue "por motivos racistas", ya que, siempre según EFE, el problema se produjo porque el agredido no quiso abandonar la estación cuando ya eran sobre las 2 de la mañana, hora de su cierre. La Policía Nacional ha abierto una investigación por la agresión.

Las cifras

El incremento de las denuncias por delitos de odio en España entre 2013, fecha de la publicación del primer informe específico sobre el tema por parte del ministerio de Interior y el último de 2017 es de poco más del 21 %, de 1172 a 1419 registros en las comisarías.

Especialmente la subida se notó de 2016 a 2017, cuando se pasó de 1272 denuncias a 1419, el mayor de los registrados hasta la fecha.

Pero, ¿qué es un delito de odio? Según la legislación penal española se entienden como los que se cometen por motivos racistas, antisemitas u de otra clase de discriminación referente a la ideología, religión o creencias de la víctima, la etnia, raza, o nación a la que pertenezca, su sexo, orientación o identidad sexual, razones de género, la enfermedad que padezca o su discapacidad.

Además, el ministerio de Interior, incluye en la estadística la categoría de aporofobia o miedo a los pobres y creó en 2017  la Oficina nacional contra los delitos de odio integrada por diferentes cuerpos de seguridad del Estado.

El mayor número de denuncias recogidas por delitos de odio en España fueron por racismo o xenofobia, que alcanzaron la cifra de 2301, seguidas por las 1635 por orientación o identidad sexual y las 1013 por ideología, según los informes de Interior de 2013 a 2017. En este tiempo han habido cambios y mejoras en la recolección de los datos. La visibilización del tema en los último años también ha hecho su parte, como se señala en las conclusiones del texto de 2013.

Interior recuerda en el cierre del último informe que "actuar contra los delitos de odio ayuda a mejorar la convivencia de una sociedad multicultural, formada por personas diferentes y, como consecuencia directa, significará vivir en una sociedad mejor".

De los 1419 delitos de odio denunciados en 2017, los cuerpos de seguridad esclarecieron 859.

¿Cómo denunciar o identificar un delito de odio?