La Policía investiga la paliza de dos vigilantes a un hombre en el Intercambiador de Avenida de América

Captura del vídeo difundido por la Sexta donde se ve a dos vigilantes de Metro propinar una paliza a un hombre de raza negra.
Captura del vídeo difundido por la Sexta donde se ve a dos vigilantes de Metro propinar una paliza a un hombre de raza negra.
LA SEXTA

La Policía Nacional investiga ya la paliza que dos vigilantes de seguridad del intercambiador de Avenida de América propinaron a un hombre  el pasado 27 de julio y que se hizo pública este jueves después de que La Sexta difundiese el vídeo de las cámaras de videovigilancia.

La empresa encargada de la seguridad de las instalaciones, Grupo Seguridad Integral (GSI) comunicó a la Policía los hechos, de los que tuvo conocimiento el pasado miércoles y por los que ya ha despedido a uno de los dos trabajadores, con un despido disciplinario.

Al otro, que golpea en una ocasión al agredido, le ha abierto un expediente y estudia qué acciones tomar con su servicio jurídico.

Según ha señalado una portavoz de la empresa, la Policía está visionando ya el resto de las cámaras de seguridad para ver cómo ocurrieron los hechos.

En el vídeo hecho público se observa que un agente de seguridad tira de un manotazo al agredido al suelo y el otro, con éste en el suelo, le propina una patada. El joven entonces se levanta y es empujado hasta las escaleras mecánicas, donde el primer vigilante le golpea repetidas veces en la cabeza hasta que cae de nuevo, y aún en el suelo el vigilante continúa golpeándole. Finalmente, en la parte superior de las escaleras, arrastran su cuerpo aparentemente inconsciente.

Los vigilantes, aparentemente, han explicado a su empresa que el hombre se negaba a abandonar las instalaciones, que tenían que ser clausuradas a las dos de la madrugada. La portavoz de GSI señala, sin embargo, que aunque se debe sacar a la persona fuera, "en ningún caso está justificada la agresión".

La adjudicataria defiende además que esta agresión "no es por motivos racistas", pues según la portavoz el conflicto se produjo porque el agredido se negaba a abandonar el intercambiador, aunque subraya que en ningún caso justifica lo ocurrido.

"Las maneras no son las correctas, no es por el hecho de que sea negro, es porque tuvieron que reducirle y sacarlo fuera", afirma esta portavoz, que señala que no han vivido situaciones similares con anterioridad.

El Consorcio Regional de Transportes de Madrid, responsable de las instalaciones, abrió un expediente informativo al tener conocimiento de los hechos, según han expresado fuentes de la Consejería de Transportes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento