Las reacciones de PP y Ciudadanos a la decisión de Pablo Iglesias de renunciar a formar parte de un futuro Gobierno con el PSOE se han hecho esperar, pero Pablo Casado e Inés Arrimadas se han pronunciado finalmente con críticas ante las negociaciones de los socialistas y Unidas Podemos. El líder popular ha calificado estos movimientos de "simulación de novedad", mientras que la portavoz de la Ejecutiva del partido naranja lo ha calificado de "culebrón del sillón". Ambos han dado por hecho que habrá acuerdo.

Arrimadas ha manifestado su convencimiento de que PSOE y Unidas Podemos llegarán a un acuerdo de Gobierno durante su intervención en Santander en el Campus Joven de Verano de Ciudadanos, donde ha arremetido contra el presidente del Gobierno en funciones, al que ha acusado de dar privilegios territoriales y pactar con la formación morada a través de lo que ha llamado "el culebrón del sillón del verano".

Sobre el posible pacto, la portavoz ha asegurado que el PSOE "no es que tenga que pactar con ellos, sino que quiere pactar con Podemos y los nacionalistas".

Según ha destacado, el PSOE y Podemos no se pelean por las medidas a aplicar en el Gobierno, "porque están de acuerdo en subir impuestos y en ceder ante los nacionalistas", sino que "se están peleando por el sillón".

"Ciudadanos no puede blanquear ni participar en lo que está pasando. No queremos que se suban los impuestos, que se den más competencias al PNV ni que se mire para otro lado con lo que está pasando en Cataluña", ha declarado.

"Infamia de Pedro Sánchez"

Asimismo, Arrimadas se ha referido a la "altura y gravedad de la infamia de Pedro Sánchez" respecto a la conformación de gobierno en Navarra, donde defiende que el PSOE pactó con Geroa Bai con la "satisfacción" de Bildu.

"Cuando los partidos más deseosos de votar a Sánchez son Bildu o ERC, ¿no significará que no es un buen presidente para el conjunto de los españoles? Podemos ser un partido leal a España con cualquier presidente, pero no con cualquier persona con todo lo que ha demostrado", ha defendido.

Por ello, Arrimadas ha vuelto a postular a su partido como el "líder de la oposición leal a los españoles y con responsabilidad para no defraudar las expectativas de millones de personas".

"Simulación de novedad para hacer lo previsible"

Por su parte, el presidente del PP ha expresado este sábado su preocupación por que la "incierta investidura" del candidato socialista como presidente del Gobierno pueda "cerrarse de mala a manera" y ha calificado estos últimos movimientos como una "simulación de novedad para hacer lo previsible: que el PSOE pueda pactar con quien lleva pactando todo el mes".

Casado se ha expresado así durante su participación este sábado en Vitoria junto con otros dirigentes del partido en la 'Escuela de Verano Miguel Ángel Blanco', organizada por las Nuevas Generaciones del partido, cuando se cumplen 22 años del asesinato por ETA del concejal popular.