Errejón
Errejón dice que quedan 10 días para que la Comunidad entre en el siglo XXI y ve encuestas con 'alegría y alerta' JESÚS HELLÍN / EUROPA PRESS

El candidato de Más Madrid a la Comunidad, Íñigo Errejón, se comprometió ayer a construir 50 escuelas infantiles en la región en consonancia con su apuesta por reforzar la educación pública "tras 25 años de desgobierno que han roto el ascensor social".

En un desayuno informativo celebrado ayer, el compañero de candidatura de la alcaldesa madrileña, Manuela Carmena, presentó sus planes de ayuda a las familias, que incuyen también la extensión la prestación extra por hijo a cargo en la Renta Mínima de Inserción –desde los 56 euros actuales a 112 euros– y una ley de reconocimiento de las familias monomarentales, "que es donde se concentra el grueso de la precariedad".

Errejón defendió que su apuesta por la educación pública no entra en conflicto con el derecho de los padres a elegir que sus hijos estudien en escuelas concertadas o privadas.

"El que quiera llevarlos a la concertada, que los lleve, pero la base del sistema tiene que ser la educación pública", declaró el candidato de Más Madrid. "Si se educa a todos los niños por separado en función de las rentas construimos una sociedad segregada", añadió Errejón.

"El espacio de la cultura y la educación"

El candidato del PSOE y favorito en las encuestas, Ángel Gabilondo, también defendió una "educación pública de todos y para todas" en un acto electoral en Leganés ayer por la tarde en el que también participó el presidente del Gobierno Pedro Sánchez.

"No somos excluyentes, pero sí creemos que no es de recibo que se dedique tanto dinero a financiar otros modos de educación no pública", declaró Gabilondo que se comprometió a hacer de Madrid "el espacio de la cultura y la educación, lo único que combate la ignorancia en el mundo".

La cabeza de lista de Unidas Podemos-Izquierda Unida-Madrid en Pie, Isa Serra, visitó ayer una de las zonas más deprimidas de la ciudad, el sector VI de la Cañada Real Galiana. Serra reclamó que se "dignifique" la situación de los 9.000 habitantes de este asentamiento irregular mediante la incorporación del transporte público, la mejora de la sanidad de sus habitantes y la escolarización de los niños, que ya existe pero con gran absentismo.

"Tenemos que seguir trabajando para dignificar la Cañada y para lograr los realojos de unas familias que tienen que salir de la exclusión social en la que viven aquí", declaró Serra desde la parroquia de Santo Domingo de la Calzada, ubicada en el sector VI, la zona más empobrecida de esta antigua vía pecuaria.

Consulta aquí más noticias de Madrid.