Clase vacía
La cifra de inscritos en Religión desciende hasta un 47,31% en Bachillerato, menos de la mitad. IAN WALDIE - Archivo

La asignatura de Religión ha perdido en España 255.883 alumnos en los dos últimos cursos en todos los niveles educativos: Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato. Este curso 2018-19 cursan la asignatura 3.303.193 estudiantes (el 61,99 % del total).

Los datos han sido facilitados este lunes por la Conferencia Episcopal Española (CEE), que insiste en que "la enseñanza religiosa escolar forma parte del derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones religiosas, derecho que es atendido subsidiariamente por la Escuela y el Estado, según prevé la Constitución española".

De los 3,3 millones de alumnos que asisten a clase de Religión, 1,9 millones estudian en centros públicos, 1,3 millones en centros concertados y casi 83.000 en privados.

La elección de la asignatura en Secundaria desciende bruscamente en los tres tipos de centro educativos en comparación con los que la cursan en Primaria.

Así, el 62,78 % del alumnado de Infantil asiste a clase de Religión, porcentaje que aumenta hasta el 65,28 % en Primaria pero que desciende hasta el 59,61 % en Secundaria y más aún en Bachillerato, donde se reduce a menos de la mitad, el 47,31 %.

El número de alumnos según las etapas educativas durante este curso 2018-19 es el siguiente: Infantil 626.869, Primaria 1.536.145, Educación Secundaria Obligatoria (ESO) 937.410 y Bachillerato 202.769.

Unas cifras que contrastan con las publicadas a lo largo del curso 2016-17, último curso sobre el que se tenían datos, cuando estaban inscritos en Religión 708.524 alumnos en Infantil , 1.688.121 en Primaria, 949.752 en ESO y 212.679 en Bachillerato.

Cifras obtenidas de más de 15.000 centros escolares

Los obispos han recordado que de los 5.332.947 alumnos matriculados en total en las diferentes etapas educativas, 3,3 millones cursan Religión frente a los 2 millones de estudiantes que deciden no hacerlo.

En su comunicado, los obispos de la Comisión de Enseñanza han invitado a los padres a "defender su derecho a educar a sus hijos según las convicciones religiosas y morales que ellos elijan".

Además, han agradecido el trabajo que llevan a cabo los profesores de religión, que "facilitan a los jóvenes el conocimiento de las raíces cristianas de la sociedad" y "les proponen un significado de la realidad y de la propia existencia".

Las últimas cifras publicadas se han recogido en 15.172 centros escolares que imparten las etapas de segundo ciclo de Educación Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato (81 % del total).La información ha sido facilitada por 65 diócesis.