Vuelco sorprendente de cara a las elecciones autonómicas del 26-M y golpe de efecto en las últimas horas de la campaña para las generales. Ciudadanos (Cs) ha fichado al expresidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, del PP, para la lista de Ignacio Aguado. Así lo han confirmado ambos en una rueda de prensa conjunta celebrada este miércoles a mediodía. Ocupará el número 13 de la papeleta y confrontará directamente con la candidatura de su excompañera de partido, Isabel Díaz Ayuso.

"Era la única opción para seguir defendiendo las cosas en las que creo", ha explicado Garrido ante los medios de comunicación convocados en la sede de la formación en la calle Alcalá. "Cs es el partido que mejor representa los valores del centro derecha", ha agregado antes de indicar que la decisión de abandonar sus siglas no ha sido "nada fácil". "Ahora me sumo a un proyecto que es ganador, de futuro", ha abundado.

Solo cinco personas lo sabían

Fuentes de Cs consultadas por 20MINUTOS avanzan que se ha tratado de un "movimiento rápido" gestado "esta última semana", ya que Garrido dejó la presidencia a comienzos de mes por mandato legal para poder aspirar por su ya exformación al Parlamento Europeo. Solo tenían conocimiento de la negociación, de hecho, los directamente implicados más el presidente del partido naranja Albert Rivera, el secretario general José Manuel Villegas y el número dos de Aguado, César Zafra.

El fichaje, por tanto, se ha zanjado en el tiempo de descuento, ya que la Junta Electoral Central cerró el plazo para presentar listas a la Asamblea de Madrid el pasado día 22. Su incorporación deberá ahora solicitarse al órgano rector durante el periodo de 48 horas de subsanación abierto, hasta que se produzca la proclamación definitiva de las candidaturas el próximo 29. Y, aunque en Cs se da por seguro, será esta Junta la que decida si admite sus alegaciones, pues la normativa establece que, en principio, ante una baja repentina o un error, por defecto, corre turno.

Hoy, el nombre de Garrido aparecía publicado en el Boletín Oficial del Estado en el puesto número cuatro en la lista de Dolors Montserrat, con lo que su escaño estaba prácticamente garantizado. En Bruselas, ha justificado Garrido, "tendría un futuro más cómodo en lo personal", pero ha afirmado que ha dado el salto "por razón de principios". El expresidente se dará de baja a lo largo del día de hoy del PP para afiliarse en Cs. Ante la prensa, Aguado le ha dado la bienvenida a su "casa" y ha asegurado que, con este tándem, llega "el momento de derrotar al sanchismo y a Podemos" en Madrid.

Apartado por Casado

Pese a haber manifestado de forma reiterada su intención de presentarse a las urnas en mayo, Garrido fue apartado de la carrera en enero por orden directa de Pablo Casado. Durante esta legislatura -primero como portavoz y luego, como presidente tras la dimisión de Cristina Cifuentes, hace un año-, se encargó directamente de negociar el pacto de investidura con los naranjas en 2015 y, año a año, los cuatro presupuestos aprobados durante el mandato. Tanto es así, que, tras la presentación de las últimas cuentas, ambos confesaron su intención de gobernar en coalición a partir del próximo 26 de mayo si los números cuadraban.

Garrido, procedente del desaparecido CDS, militaba en el PP desde hacía casi tres décadas. Concejal en Pinto y Madrid antes de pasar a la política regional, los populares han recibido hoy con estupor la información. Su líder estaba en Sevilla en un mitin cuando ha conocido los primeros titulares. Fuentes del PP aseguran que "nadie" en el partido sabía de sus "planes", ni siquiera "su círculo más cercano". "Pidió ir en las listas del Parlamento Europeo, firmó la aceptación el lunes", han recordado "y, como él ha declarado varías veces, estaba muy agradecido con Casado", han señalado. "Es él y Cs los que tienen que dar explicaciones a sus electores".

"Yo no he comentado nada a nadie y lo razonable era hacer aquí esta presentación. Les voy a llamar y estoy seguro de que, aunque no compartan la decisión, la van a aceptar como yo he aceptado muchas veces decisiones que no compartía. Este es un procedimiento también del PP, estas cosas son así, como a mí se me avisó que no era el candidato", ha deslizado en la rueda de prensa. Garrido ha aprovechado para pedir el voto ya a Cs: "Muchos ciudadanos son conscientes de que Albert Rivera es la mejor opción para gobernar España y Aguado, para gobernar Madrid de las opciones que se han presentado".

Shock en Sol

El candidato socialista, Ángel Gabilondo, ha calificado el "trasiego" de "problema" para la Comunidad, porque intenta "afianzar" la "política conservadora" sostenida esta legislatura por ambos. Desde Podemos, Isa Serra ha retado al socialista a que aclare si pactará con Cs y tiró de hemeroteca para recordar cuando Garrido hablaba de la formación de Rivera como "el tonto útil de la izquierda". Para Íñigo Errejón, es una muestra de que el PP madrileño está "en descomposición, agrietado y viejo"

En este sentido, su fuga llega a unos días de que concejales históricos en la capital como Íñigo Henríquez de Luna o Fernando Martínez Vidal hayan decidido pasarse a Vox después de que ni el aspirante a la Alcaldía, José Luis Martínez-Almeida, ni el presidente del PP de Madrid, Pío García Escudero, les encontraran hueco en el próximo ciclo electoral.

Precisamente, este martes, el sucesor de Garrido, Pedro Rollán -cinco de Ayuso-, criticó estas salidas, ironizando con que "absolutamente nadie" que "se haya acostado un lunes por la noche siendo del Real Madrid y se levanta el martes por la mañana siendo del Atlético". Hoy, el Gobierno regional aguanta el golpe. "Estamos en estado de shock", afirman fuentes de Europa Press, que citan el "descontento generalizado" por la "purga" en la confección de las listas. Más allá de Sol, es indudable que el fichaje representa un nuevo trofeo para Rivera en su estrategia de incorporaciones a derecha e izquierda. Y, quizás, el más importante.