Lluvias y fuertes tormentas en gran parte de la Península
Numerosas comunidades autónomas permanecerán en aviso amarillo por lluvias y tormentas. No se descartan granizadas en el interior. Javier Etxezarreta / EFE

La borrasca atlántica que cruza la Península desde el miércoles continúa avanzando hacia el este, donde dejará lluvias, tormentas e incluso granizadas, y que desde Viernes Santo hasta el Domingo de Resurrección se centrarán en esa zona. "Empieza así un cambio de tiempo que va a acompañar a la Península en los siguientes días", afirmaba Beatriz Hervella, portavoz adjunta de AEMET.

Esta es la previsión del tiempo para el jueves y viernes de esta semana de vacaciones para millones de españoles:

Jueves Santo, lluvia a cántaros y frío

El jueves se concentrará la borrasca en el interior peninsular donde los cielos nubosos y las precipitaciones acompañadas, en algunos casos, de tormenta, se extenderán por todo el territorio nacional.

La lluvia irá tomando protagonismo a lo largo del día. Solamente "se librarán" el este de Cataluña y el archipiélago balear. Las zonas más afectadas serán  la Comunidad Valenciana, Murcia, mitad oriental de Castilla-La Mancha, este de Andalucía (Huelva y Sevilla) y el extremo sur de Cataluña. Todas ellas estarán en aviso amarillo por lluvias intensas y persistentes, con posibilidad de tormenta. No se descartan granizadas puntuales en el interior que podrán desplazarse hasta Levante.

En el extremo noreste peninsular y este de Baleares la nubosidad se mantendrá a lo largo del día con poca probilidad de lluvia, salvo en el oeste de Mallorca y las Pitiusas donde se preveen chubascos ocasionales que podrían pasar a tormenta por la noche.

Las Canarias seguirán sufriendo los efectos de los vientos alisios, siendo protagonistas nubes y claros en todo el archipiélago. Sin embargo, la nubiosidad podrá ser mayor en Lanzarote, Fuerteventura y norte de las islas de mayor relieve. No se descartan, tampoco,  lluvias débiles durante la primera mitad del día en el norte de las islas de mayor relieve.

Las temperaturas bajarán de forma brusca en gran parte de la Península. Las máximas pueden caer en el interior  entre 10 y 12 grados centígrados respecto a las de este miércoles. Una bajada acusada que continuará por la noche en la mitad oeste del país. Galicia, Baleares y Canarias notarán menos los cambios, registrando temperaturas similares a las del día anterior.

El viento soplará desde el oeste y con dirección variable en toda la Península y área del Estrecho. Será fuerte en el País Vasco, valle del Ebro, litorales del sureste y Baleares.  Se activará el aviso amarillo. En Canarias soplará de componente norte, con algunos intervalos más fuertes. Cabe destacar el aviso amarillo en las costas  levantina y de Tarragona por riesgo a ellas como consecuencia de la borrasca.

Viernes Santo, la situación permanece

La borrasca "no se va a mover mucho" durante el Viernes Santo, por lo que cree que el panorama "será muy similar", con presencia de aire frío; situación de la que de nuevo se salvan el norte de Cataluña y Baleares. Los chubascos ya no serán significativos.

La Península amanecerá con cielos encapotados de manera general. La zona de Levante, especialmente la Comunidad Valenciana permanecerá en riesgo amarillo por precipitaciones "persistentes y puntualmente entre fuertes y muy fuertes". La mayor probabilidad de lluvias el fin de semana será el Golfo de Valencia, Murcia, el este de Castilla-La Mancha y Andalucía. Por su parte, en el noroeste y la cornisa cantábrica occidental, es decir Galicia, Asturias y el noroeste de Castilla y León las precipitaciones serán menores.

En Canarias continuará durante toda la Semana Santa con la misma meteorología y el régimen de alisios que dejará intervalos nubosos en el norte de las islas, con posibilidad de lluvias débiles en las de mayor relieve.

Las temperaturas se mantendrán con pocos cambios, destacando su subida durante el día en Galicia y Cantabria y su descenso en el extremo sureste peninsular. A partir del sábado se prevé que las máximas suban en la zona norte de 6 a 8 grados centígrados respecto al día anterior. De este modo, por ejemplo en Galicia el sábado tendrán unos cinco grados por encima de lo normal, mientras que en Valencia el sábado o el domingo la máxima prevista es de 17 grados centígrados.