Dos días después de que el Congreso rechazara sus Presupuestos, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciará hoy la fecha de las elecciones generales.

Será en torno a las 10 de la mañana, en una declaración institucional después del Consejo de Ministros extraordinario que se ha convocado una hora antes. Allí "oirá" a los miembros de su Gobierno, tal y como adelantó la vicepresidenta, Carmen Calvo.

Esta es la agenda con la que iniciará estes viernes la jornada de Sánchez que, según confirmaron ayer fuentes de Moncloa, anunciará su decisión de convocar elecciones generales anticipadas. El día continuará con la reunión ordinaria del Consejo de Ministros, que adoptará decisiones como el plazo final para que los Franco decidan la alternativa a La Almudena para enterrar los restos el dictador.

Con el anuncio de hoy quedará resuelta la incógnita de cómo reaccionaría Sánchez a la votación en el Congreso tumbó sus cuentas.

Había otras alternativas, como que optarse por continuar la legislatura sin Presupuestos y a golpe de decretos ley o, como apuntaron algunos dirigentes socialistas, que decidiera pedir el respaldo del Congreso a través de una cuestión de confianza.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, había disipado ya ayer las dudas al asegurar que hoy "se comunicará la convocatoria de elecciones".

El ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, reforzó la hipótesis al descartar la alternativa de la cuestión de confianza en el Congreso. "No tiene ningún sentido", dijo.

La fecha, una incógnita

Si ya está claro que habrá elecciones, la incógnita es cuándo se celebrarán. Sánchez lo revelará a las diez de la mañana después de que ayer ni Montero ni Ábalos ni, el día anterior Calvo, y la portavoz, Isabel Celáa, quisieron entrar en un territorio exclusivo del presidente.

El 28 de abril sigue contemplándose como la fecha más probable, pero también están las alternativas del superdomingo el 26 de mayo u octubre.

El portavoz de la Ejecutiva del PSOE y alcalde de Valladolid, Óscar Puente, fue el único que ayer se animó a opinar en público. Consideró "poco propicia" la fecha del 28 de abril, que obligaría a hacer campaña en Semana Santa, cuando ciudades como la suya se paralizan.

Por otra parte, el anuncio de Sánchez ofrecerá evidencia empírica al ministro de Ciencia, Pedro Duque, que ayer se negaba aún a dar por concluida la legislatura.

"Hasta que no vea la disolución de las Cortes, no doy por terminado nada", dijo y añadió una frase para la posteridad: "Que levante la mano quien no se haya quedado descolocado por una decisión de Pedro Sánchez".

El PP quiere mayo

El paso que dará hoy el presidente también se siguió ayer con atención a la derecha y la izquierda del PSOE.

El PP siguió transitando desde exigir "elecciones ya" a censurar que sean en abril e inclinándose por el 26 de mayo para "ahorrar" los 200 millones que costaría celebrar generales un mes antes.

Equo e IU se distanciaron de Unidos Podemos al rechazar comicios inminentes. Por su parte, el exsecretario general de IU Gaspar Llamazares anunció que su plataforma, Actúa, concurrirá a las generales.

Se aprobarán después otras medidas

A las 10.30 horas, el Consejo de Ministros se reunirá con carácter ordinarioy se informará de su contenido en la rueda de prensa habitual de los viernes. En ese consejo ordinario se prevé que se apruebe el plazo de 15 días a la familia Franco para que proponga un nuevo lugar para inhumar los restos del dictador, así como la tramitación de la nueva ley de Educación.

Mientras la exhumación del dictador puede seguir adelante aunque se disuelvan las Cortes, no ocurre lo mismo con la reforma educativa, que necesita de la tramitación parlamentaria. De Sánchez, y de la fecha que elija para los comicios, dependerá si esta reforma puede salir adelante o sólo se presenta dentro del escaparate de las medidas prometidas que van a quedar en el aire.