Ifema, rodeado por taxis
Decenas de taxis cortan los accesos a Ifema, un día antes de la inauguración de Fitur, un acto al que van a asistir los reyes de España. JORGE PARÍS

El conflicto del taxi en la Comunidad de Madrid tiene visos de no solucionarse a corto plazo y podría incluso acabar con la salida de las empresas de vehículos de transporte con conductor (VTC) que operan en la región, como Uber y Cabify.

El comienzo de la Feria Intercional de Turismo (Fitur) se había marcado en rojo en el calendario para que todo estuviese solucionado por su enorme repercusión económica y de imagen para la ciudad, ya que congregará desde este miércoles y hasta el dominfo a unas 250.000 personas en el recinto ferial de Ifema. Pero eso no va a ser posible y la huelga indefinida de los casi 16.000 taxistas madrileños para que se regulen las VCT continuará. Es más: parece que las posturas están más alejadas que nunca.

Los representantes de las asociaciones de taxistas y la Comunidad de Madrid concluyeron en la madrugada de este miércoles una nueva reunión sin acuerdo, por lo que no hay avances en la negociación para poner fin a la huelga indefinida del sector del taxi madrileño iniciada el pasado lunes.

Fuentes del Gobierno regional explicaron a Efe que en la reunión, que comenzó pasada la medianoche en la sede de la Consejería de Transportes, el Ejecutivo autonómico volvió a ofrecer a los taxistas una reforma exprés de la regulación de los VTC que define la precontratación, pero que ésta sea aplicada por los ayuntamientos.

Sin embargo, según las mismas fuentes, las asociaciones de taxistas reclamaron un acuerdo similar al alcanzado en Cataluña, que sí que blinda que se pueda obligar a contratar con una hora de antelación los VTC. Ante la posición de la Consejería de Transportes de que sean los ayuntamientos de la región los que regulen la precontratación, los representantes del sector del taxi se levantaron de la negociación, con lo que el sector afronta este miércoles el tercer día consecutivo de huelga indefinida, y Fitur empezará con el conflicto sin solucionar.

"Libertad de elección"

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, como ya hiciera con las asociaciones de taxistas el pasado lunes, se reunió este martes con representantes de la patronal del sector de las VTC, Unauto, en la sede del Gobierno regional en la Puerta del Sol.

Tras el encuentro, Garrido atendió a los medios. Y allí explotó. El dirigente autonómico criticó los cortes de carreteras y los incidentes protagonizados por los taxistas y explicó que la Comunidad había aceptado todas sus peticiones a excepción de la precontratación (exigen que las VTC se contraten al menos con seis horas de antelación), motivo por el cual el colectivo rompió las negociaciones.

"Esa reivindicación no la voy a aceptar. La Comunidad de Madrid se distingue por la libertad de elección de sus ciudadanos, de apertura de comercio, para elegir la educación de los hijos y la libertad de elegir el medio de transportes que quiere", dijo Garrido, que añadió que no cederá sobre la precontratación de los VTC ni legislará "para acabar con un sector".

"Estoy dispuesto a legislar en aquello que me compete, que es la captación [de clientes)], pero si alguien pretende que legisle para eliminar un sector ya les digo que se han equivocado y ya pueden plantear las acciones de fuerza que quieran hacer", ha manifestado Garrido. "Tengo la obligación de gobernar para los ciudadanos, no para ningún sector, ni para ningún 'lobby', ni para ningún grupo de presión y es lo que voy a hacer pase lo que pase", ha subrayado.

"La precontratación es estúpida"

Por su parte, el presidente de Unauto, Eduardo Martín, ha insistido en que la precontratación de las VTC en los términos que piden los taxistas supondría el fin del sector. "De facto, estaríamos hablando del fin de las operaciones de Uber y Cabify en Madrid".

"La precontratación es estúpida. Sería como si alguien que quiere ver una película a través de una plataforma como Netflix se tuviera que descargar una película y esperar una hora o dos horas para poder verlas", ha expuesto Martín. "Queremos que ambos sectores, de forma ordenada y pacífica, se sienten a una mesa porque la realidad es que en muchas ciudades de Europa conviven", ha concluido el presidente de la patronal, que ha lamentado el atropello a un taxista en la A-2 por un supuesto vehículo VTC cuando intentaba corta la carretera. 

Los representantes de los taxistas, por otra parte, también se reunieron con el Ayuntamiento de Madrid. El Consistorio consideró responsabilidad de la Comunidad fijar el tiempo de precontratación de las VTC, pero dijo estar dispuesto a asumir la competencia si el Gobierno regional le concede con una reforma normativa "base legal y seguridad jurídica".

"Si nos dan base legal, base jurídica, seguridad y criterios, nosotros, que ya vamos a regular, aumentamos los contenidos de la regulación, pero lo que no pueden es no decir nada", afirmó la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés.

Consulta aquí más noticias de Madrid.