Tras una nueva jornada de amenazas cruzadas entre taxistas, chóferes de vehículos de alquiler con conductor (VTC) y Govern, la huelga indefinida de taxis en Barcelona se podría desconvocar este miércoles, después de que en las reuniones de este martes por la tarde entre representantes de ambos sectores de transporte de viajeros y del Departament de Territori i Sostenibilitat se llegara a un principio de acuerdo.

No es así en el caso de los VTC, con los que no se llegó a un entendimiento, por lo que Uber ha confirmado este miércoles que dejará de prestar servicio en Barcelona en el caso de que finalmente se apruebe la regulación que prepara el Govern por la que obligaría a contratar los servicios de vehículos de alquiler con conductor (VTC) con una antelación de hasta una hora.

"Si finalmente se aprueban las restricciones a la VTC anunciadas ayer por la Generalitat, no podremos seguir prestando nuestro servicio de UberX en Barcelona", afirmó un portavoz de la plataforma en un comunicado.

No obstante, la firma ratificó su voluntad de seguir dialogando. "Seguimos a disposición del Govern para trabajar en una regulación justa para todos, que tenga en cuenta a los miles de conductores y usuarios de la VTC en Cataluña", indicó en su nota.

El Govern ofreció a los taxistas un tiempo mínimo de precontratación de 15 minutos –como proponía hasta ahora y es lo que establecerá el decreto ley que aprobará el próximo martes el Consell Executiu–. La novedad es que amplía hasta una hora este tiempo de precontratación, un extremo que añadirá el reglamento del Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB).

Además, se mantendrá la eliminación de la geolocalización de los vehículos de VTC, de manera que los usuarios solo verán la ubicación de los coches una vez reservados y no del resto de vehículos; tampoco se podrán parar en las esquinas para esperar pasaje.

Los taxistas votarán este miércoles

Los taxistas de Barcelona decidirán este miércoles si ponen fin a la huelga, si la mantienen o si dan "una tregua" de un mes a la Generalitat para comprobar que cumple con lo prometido en la regulación de los vehículos de alquiler de conductor (VTC).

Los taxistas celebrarán una asamblea a las 11:00 horas en la céntrica plaza de Catalunya para decidir sobre la nueva propuesta de regulación de los VTC que presentó ayer la Generalitat y que prevé que los servicios que prestan compañías como Uber o Cabify deban contratarse con una hora de antelación.

La votación se llevará a cabo mediante sufragio en urna y podrán participar en ella los taxistas que presenten su licencia o credencial.

El colectivo podrá escoger entre tres opciones: seguir con el paro y no aceptar el decreto de la Generalitat, levantar el paro y aceptar el decreto o "dar una tregua" y, si la Generalitat no cumple con lo prometido, volver a activar el paro en el Mobile World Congress (MWC).

De 11:00 a 12:00 horas podrán tomar la palabra los taxistas que quieran hacer campaña por cualquier de estas tres opciones y a las 16:00 se abrirán las urnas.

El resultado, pues, no se conocerá hasta esta noche, una vez se realice el recuento.

Alberto Álvarez, portavoz de Élite Taxi y cabeza visible hasta su dimisión esta tarde de esta movilización, ha explicado a través de las redes sociales que votará 'sí' a poner fin a la huelga, ya que el nuevo texto de la Generalitat incluye "muchísimas medidas muy beneficiosas".

"Cuesta mucho conseguir algo y no lo pienso soltar", asegura Álvarez, que considera que la aprobación de este decreto ley "corre prisa" y que "tiempo de luchar hay siempre".

Amenazas

Horas antes del principio de acuerdo el Govern reprochó a los taxistas la escalada de tensión que estaban generando.

Así, el conseller de Territori, Damià Calvet, advirtió al sector del taxi de que si no cesan las protestas, la Generalitat aprobará que los VTC se tengan que reservar con un cuarto de hora de antelación, una medida que defiende el Ejecutivo catalán. "Si no podemos trabajar sin concentraciones en la calle y no se garantiza que el Mobile World Congress se desarrollará con normalidad, el Govern tirará adelante el decreto ley como lo tiene previsto, con los 15 minutos de contratación", afirmó.

Álvarez amenazó con "medidas más contundentes" si la Generalitat no atiende las demandas de los taxistas. Entre estas medidas, los taxistas han llegado a barajar cortar la frontera con Francia.

Abandonar Barcelona

Mientras, desde las empresas de VTC, Uber y Cabify advirtieron de que dejarán Barcelona si se impone la precontratación, tal y como confirmaron este martes por la noche.

Cabify, no obstante, matizó más tarde en un comunicado que "no ha adoptado ni ha hecho pública ninguna decisión sobre el posible abandono de Barcelona por parte de la compañía", después de que la directora global de Regulación de la empresa, Marta Plana, declarara a los periodistas que los VTC se verán obligados a irse de la ciudad.

"Esperamos sinceramente que las administraciones públicas regulen en favor del interés general. Miles de puestos de trabajo, así como la alternativa de movilidad que usan millones de personas en España, están en juego", subrayó por su parte un representante de Uber.

Uber y Cabify también han advertido de que dejarán Madrid si se fija un tiempo de precontratación.

Un día más de ocupaciones de vías

En la calle, los VTC ocuparon un día más la avenida Diagonal y los taxis, la Gran Via entre Entença y Sicília. Además, estos últimos también bloquearon unas horas el paseo de Gràcia y protagonizaron una manifestación que provocó otras interrupciones de tráfico en la ciudad.

Empezó en la plaza de Catalunya a las 12 horas y terminó a las 16 frente a Territori, en Josep Tarradellas, donde los taxistas se concentraron mientras duró la reunión con el Govern. Apretad, Sí se puede' o El taxi, unido, jamás será vencido fueron algunos de los lemas de la marcha.

La huelga, asimismo, como en los días anteriores, tuvo su parte violenta, pues continuaron las agresiones a vehículos de alquiler con conductor, que desde el viernes hasta ayer motivaron unas 70 denuncias a los Mossos d'Esquadra. Por la mañana, por ejemplo, los taxistas pincharon las ruedas de uno en el centro. "No hay ninguna protesta que justifique estos episodios", se quejó la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y pidió a las partes "sentido común" para negociar y al sector del taxi, que no colapse la ciudad.

Con una hora de antelación

Álvarez fue el encargado de trasladar a la asamblea el resultado de la reunión —de más de tres horas— entre los sindicatos y el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, responsables del departamento y representantes técnicos del Área Metropolitana de Barcelona (AMB).

Según expuso, el Gobierno catalán les ha planteado que en el decreto ley de la Generalitat, que se podría aprobar la próxima semana, seguirá constando la obligación de precontratar los servicios de VTC con una antelación mínima de 15 minutos, pero se habilitará al AMB para que amplíe el periodo a una hora, con un mecanismo que no se pueda impugnar.

En este sentido, Calvet indicó que "no hemos cedido a ningún chantaje, nos hemos reafirmado en nuestra posición. No lo hacemos en favor ni en contra de ninguna marca; las licencias VTC seguirán operativas, pero atendiéndose a las condiciones marcadas".

Sobre el contenido de la norma, el consejero detalló que la norma autonómica sigue fijando un plazo mínimo de precontratación de 15 minutos, pero que concreta asimismo y dota de seguridad jurídica todos los condicionantes, por ejemplo medioambientales, por los cuales este tiempo se podría ampliar. Los encargados de decidir si se dan los supuestos para poder ampliar el cuarto de hora inicial de precontratación son los entes locales como el AMB, en el caso de la metrópolis barcelonesa.

Otras medidas que incluye la normativa que promueve el gobierno catalán son obligar a que los VTC desactiven la geolocalización cuando no tengan un servicio en marcha, que no puedan estacionar en la calle y que deban volver a la base después de cada carrera. Todas estas son medidas que exigía el sector del taxi.

El Gobierno se ofrece a mediar

Mientras, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, se ofreció este martes a mediar entre el sector del taxi y el de los vehículos VTC, al mismo tiempo que recordó que el Ejecutivo no tiene "capacidad normativa".

En una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press, el titular de Fomento aseguró que la solución a las protestas de los taxistas pasa por el ámbito local y no compete al Gobierno central. "En este país descentralizado, esto le corresponde a la competencia urbana. ¿Puede imaginar que a la hora de planificar el tráfico hubiera unidades de transporte exentas de esas normativas? Es absurdo. Lo normal es que todo se regule a nivel local", defendió.

Además, Ábalos se mostró sorprendido porque no se ponga "a prueba" la capacidad para abordar el conflicto entre taxistas y VTC "cuando le toca a otros actores" intervenir. "Cuando en su momento tuve que abordar estas cuestiones, se me criticaba por mi incapacidad", añadió.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, consideró por su parte que la amenaza hecho por Uber y Cabify de abandonar Barcelona es "una mala noticia", que ocurre, agregó, "cuando se pone el futuro en manos del populismo". "Una mala noticia. Esto es lo que ocurre cuando se pone el futuro en manos del populismo, como ha hecho Sánchez: pierden los ciudadanos y pierde la libertad", dijo el líder de Ciudadanos en su cuenta oficial de Twitter.

Rivera acusó este martes al Gobierno de haberse "lavado las manos" en el conflicto entre los taxistas y las VTC y propuso crear una mesa de negociación para la reconversión del sector.

Colau cree que la propuesta sobre los VTC "es de sentido común"

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha considerado este miércoles que la propuesta de acuerdo que presentó anoche la Generalitat a los taxistas "es de sentido común" y ha respaldado que se amplíe hasta una hora de antelación la contratación de un servicio VTC.

En una comparecencia en el Ayuntamiento, la alcaldesa ha "dado por hecho" que la asamblea de taxistas ratificará esta tarde la propuesta de decreto ley de la Generalitat, que blinda que los entes locales puedan obligar a contratar con una hora de antelación los servicios de vehículos de alquiler con conductor (VTC), si se cumplen una serie de requisitos.

"Es una propuesta de acuerdo que valoramos positivamente. Es de sentido común, y nadie entendería que se rechazara", ha sentenciado Colau, quien ha anunciado que el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) podrá aprobar en marzo su reglamento.

En su opinión, la propuesta "distingue claramente la actividad de los taxistas y de los VTC" y ha anunciado que el reglamento que está estudiando el AMB va en este sentido y ampliará hasta una hora de antelación la contratación de un servicio VTC.

La propuesta de decreto ley de la Generalitat blinda que los entes locales puedan obligar a contratar con una hora de antelación los servicios de vehículos de alquiler con conductor, los VTC, si se cumplen una serie de requisitos.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.