Pedro Sánchez
Sánchez, en la sesión de control en el Congreso. EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este miércoles, tras el asesinato de la profesora Laura Luelmo en el municipio de El Campillo (Huelva), que el Ejecutivo aprobará nuevas medidas para garantizar la seguridad de las mujeres en defensa de sus libertades.

Sánchez ha avanzado la aprobación de nuevas medidas en este ámbito ante el pleno del Congreso después de que el líder del PP, Pablo Casado, aprovechara una pregunta sobre Cataluña en la sesión de control para expresar su solidaridad con la familia de Luelmo y pedir que no se derogue la prisión permanente revisable.

A su juicio, es la mejor fórmula para que "los asesinos y violadores estén donde tienen que estar, en la cárcel, sin permisos penitenciarios y mucho menos saliendo a la calle cuando no están reinsertados.

Pero además ha pedido que se apruebe la reforma de la prisión permanente revisable que propone el grupo popular y que incluye como nuevos supuestos el asesinato con ocultación de cadáver y el asesinato después de un secuestro. "Es plenamente constitucional y España lo necesita", ha asegurado el presidente del PP.

Ante las palabras de Casado, Sánchez se ha sumado al dolor de los familiares de Laura Luelmo y ha recordado que la prisión permanente revisable está en vigor y no ha evitado este "cruel asesinato".

Ha garantizado que la prisión permanente estará en vigor a la espera de que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre esta medida, y ha sido entonces cuando, sin concretar, ha avanzado que el Consejo de Ministros aprobará medidas para la seguridad de las mujeres en defensa de sus libertades.

En su turno de réplica, Casado ha vuelto a defender su propuesta con el fin de evitar la reincidencia de los asesinos y, posteriormente, Sánchez le ha reiterado que la prisión permanente sigue en vigor.

Utilizar el dolor

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha reprochado al líder del PP, Pablo Casado, que haya "utilizado" el dolor de la familia y las amistades por el crimen de Laura Luelmo para hacer "hacer política de muy bajo nivel" con su reivindicación de la prisión permanente revisable hoy en el pleno.

En declaraciones en los pasillos del Congreso, Calvo ha calificado de "inexplicable" esta forma de aprovechar "de manera absolutamente improcedente" un asunto tan grave y ha acusado a Casado de intentar confundir sobre la máxima pena, que es un instrumento que ya existe pero no ha servido para evitar este crimen.

"El Gobierno no va a derogar la prisión permanente revisable, está en vigor y no ha evitado el asesinato de Laura", ha explicado Calvo, quien ha puntualizado que el PSOE va a esperar a que el Tribunal Constitucional se pronuncie y diga si tiene cabida dentro del orden constitucional.

Pero, a su juicio lo que "no procede" es la utilización "constante" que hace el PP de este instrumento penal, ante lo que muchos ciudadanos pueden pensar que no existe, lo que "es confundir" y acaba provocando "mucha angustia", ha advertido.

Objetivo: reformar el Código Penal

Calvo ha recordado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya se ha referido a la reflexión que debe realizar la sociedad sobre este tipo de delitos contra la libertad de las mujeres en general, que deben de ser afrontados "con un criterio democrático", para lo que el Ejecutivo está trabajando en una reforma del Código Penal.

Esta reforma llevará una "definición clara" de lo que es agresión y violación y también un agravamiento de las penas, ha explicado.

Pero aparte de esta reforma, el Gobierno se está planteando como afrontar estos "gravísimos delitos" en el que los condenados siguen siendo peligrosos tras el cumplimiento de las penas, ha indicado, y tienen "difícil reeducación y reinserción", además de una alta estadística de reincidencia.

Se trata de "tener garantías de vigilancia sobre la libertad de estas personas", una medida que está en el Código Penal, en el artículo 106, pero nadie se ha encargado de hacer más efectiva, según Calvo, quien ha considerado que estos mecanismos "quizá habrían sido útiles" en el caso de Laura Luelmo.

El Gobierno busca desarrollar las medidas previstas en el artículo 106 para establecer "mecanismos e instrumentos" para garantizar esa vigilancia y que haya una libertad controlada para que establecer "mucha más seguridad y garantías" cuando las penas se ha cumplido.

Encuesta

¿Debe el Gobierno derogar la pena de prisión permanente revisable?

Sí, es una medida poco efectiva y una crueldad.
6,87 % (2574 votos)
No, los últimos casos demuestran que es una necesidad imperiosa.
79,61 % (29832 votos)
Sánchez hace bien en esperar al dictamen del Tribunal Constitucional.
10,73 % (4022 votos)
No tengo opinión formada sobre el tema.
2,79 % (1046 votos)