Las reacciones del independentismo al escrito de Fiscalía y Abogacía: "La Fiscalía no actúa con justicia, sino con venganza"

Reunión frente a la cárcel en apoyo de los presos, un día antes de los escritos de acusación ante el Supremo.
Reunión frente a la cárcel en apoyo de los presos, un día antes de los escritos de acusación ante el Supremo.
ACN

La entrega al Tribunal Supremo de los escritos de calificación provisional por parte de la Abogacía del Estado y de la Fiscalía contra los líderes del procés independentista en Cataluña, ha provocado todo tipo de reacciones entre los dirigentes políticos.

El actual Presidente de la Generalitat, que ha convocado una reunión urgente de todo el Govern para analizar la acusación a la que se enfrentan, ha declarado que no claudicarán. "La Fiscalía no actúa con justicia, sino con venganza", ha apuntado Quim Torra.

La consellera catalana de Agricultura, Teresa Jordà, tras conocer que la Fiscalía contempla el delito de rebelión para los nueve dirigentes políticos encarcelados, ha sido la más explícita al asegurar que "acaba de morir definitivamente la democracia en el Reino de España".

Por su parte, la titular de la cartera de Justicia de la Generalitat, Ester Capella, ha calificado de "gesto que no vale para nada" la decisión de la Abogacía del Estado de descartar el delito de rebelión para los líderes independentistas. Además, ha acusado al Gobierno de "dosificar" esta información para que, tal y como ha dicho, cuando llegue la sentencia del proceso "todo el mundo lo tenga asumido y tolerado". "Dice muy poco de las instituciones del Estado", ha sentenciado.

El exconseller Raül Romeva —para quien la Fiscalía pide 16 años de prisión y 16 de inhabilitación absoluta por rebelión— ha lamentado las penas de cárcel que ha pedido la Fiscalía General del Estado para él y otros dirigentes soberanistas: "Es una represalia hacia una ideología. Nos defenderemos como si fuera un juicio". Otro exconseller, Francesc Homs, ha considerado una "barbaridad" la petición de penas de Fiscalía y que se les atribuya rebelión.

El líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, ha escrito un "mensaje desde la cárcel": "¿Alguien se piensa que por 17 años de cárcel nos harán renunciar a los objetivos, derechos y libertades nacionales? No conocen a Òmnium ni a la sociedad catalana", ha dicho el dirigente soberanista.

El líder de JxCat en el Parlament, Jordi Sànchez, ha afirmado por su parte que "superarán el dolor y la desorientación" y ha pedido unidad. "No hacerlo sería dar la razón a los políticos y jueces españoles que ahora hace un año decidieron que la represión era la única respuesta que Catalunya merecía", ha dicho en un tuit recogido por Europa Press. La Fiscalía pide para él 17 años de cárcel y 17 de inhabilitación absoluta por un presunto delito de rebelión.

El vicepresidente de la Generalitat y conseller de Economía, Pere Aragonès, ha dicho que "el Estado español ha escrito hoy su sentencia", pero ha advertido que el "procés" es "imparable" y que no se detendrá por muchos años de prisión que se impongan. "El sistema judicial español continúa alimentando la farsa y quiere condenar la voluntad democrática de todo un pueblo", ha añadido el conseller.

Por su parte, el conseller de Acción Exterior, Ernest Maragall, también se ha pronunciado en su cuenta de Twitter avisando a los catalanes de que se preparen para "el invierno de la represión y la injusticia flagrante".  Así, Maragall dice: "¿Rebelión? ¿Sedición? Fiscales y abogados del Estado lo confirman. Un Estado que rompe toda la esperanza de rectificación y reconciliación".  El tuit de Maragall acaba con las palabras "Libertad y democracia, nuestro norte. Despierta Europa".

El presidente del PDeCAT, David Bonvehí, ha asegurado por su parte que "hoy se demuestra que esto no es un procedimiento, es una revancha". En su cuenta de Twitter, Bonvehí ha insistido en que los políticos independentistas encarcelados son personas inocentes. "Hoy que ya sabemos de qué se les acusa y qué penas les piden, dejadme reiterar que nuestros presos políticos son personas inocentes", ha dicho en un tuit.

Economía cuelga una pancarta que pide la libertad de presos

El departamento de Economía de la Generalitat, por otro lado, ha desplegado una gran pancarta en la fachada de su sede en Barcelona pidiendo la libertad de los políticos presos. Es de color amarillo y en ella aparece también una fotografía del líder de ERC y exvicepresidente y exconseller de Economía, Oriol Junqueras.

La pancarta la han descolgado los trabajadores de la conselleria minutos después de que la Fiscalía haya hecho público su escrito.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento