Juan Marín, el candidato de Ciudadanos alejado de las polémicas que tratará de romper con el pasado

Juan Marín, candidato de Ciudadanos a la presidencia de Andalucía.
Juan Marín, candidato de Ciudadanos a la presidencia de Andalucía.
EFE

Ciudadanos se ha consolidado en el panorama político, pero le queda un paso: gobernar en una gran comunidad autónoma. Por ahí giran los motivos para impulsar la candidatura de Juan Marín en Andalucía. El cabeza de lista para las elecciones del 2 de diciembre repite tras se decisivo en 2015. Tanto es así que Susana Díaz solo logró gobernar gracias a su apoyo, y ha sido la retirada del mismo la que ha enviado a los andaluces de nuevo a las urnas.

Esa es la etiqueta con la que tendrá que lidiar Marín. Haber sido el sostén de Díaz durante tres años y medio puede jugar en su contra, pero el candidato naranja ha ido saliendo fortalecido con el paso de los meses y las encuestas ya le dan incluso opciones de ser segunda fuerza. Desde dentro, los de Albert Rivera tienen el convencimiento de que pueden no ganar, pero sí tendrán de nuevo la llave de la gobernabilidad.

De todos los candidatos, Marín tiene la vitola de ser el más discreto. Ha estado alejado de polémicas a lo largo de la legislatura, y es el mejor valorado por los ciudadanos andaluces en las encuestas de opinión. De la misma manera, su currículum es más que conocido: se ha encargado durante décadas del negocio familiar de joyería en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y presidió la asociación de comerciantes de la localidad.

Corta y discreta carrera política

El hombre de Rivera en Andalucía empezó su carrera política hace solo once años. Fue en 2007 cuando asumió el cargo de teniente de alcalde de Sanlúcar. Y lo hizo como parte de la lista Ciudadanos Independientes de Sanlúcar (CIS). No dio el salto hacia Ciudadanos hasta 2014, solo un año antes de presentarse como candidato a los comicios autonómicos, que a la postre resultaron decisivos para la formación.

Tiene un papel relevante dentro del partido. Para Ciudadanos, Madrid, Cataluña, Valencia y Andalucía son los cuatro lugares clave de cara a un potencial éxito electoral, y a pesar de esto, Marín está alejado del perfil mediático de otros compañeros como Inés Arrimadas e incluso un Toni Cantó que se postula para la Comunidad Valenciana. Marín ha conseguido consolidarse como uno de los valores más importantes para Albert Rivera  a partir de los resultados y no tanto de la notoriedad pública.

Podría dar el gran salto

En los comicios del 2 de diciembre está ante su gran oportunidad. Los sondeos le dan opciones de ser segunda fuerza, por delante del PP, por lo que de nuevo sería decisivo para asegurar la gobernabilidad en Andalucía. Eso sí, está ante un dilema importante: volver a pactar con el PSOE o intentar un Gobierno alternativo con los populares.

Durante la precampaña, Marín ha centrado su discurso en desgastar a Moreno antes que a Díaz. "El peor enemigo del PP es el propio PP", dijo, después de que se conociera que hubo presiones por parte de los populares sobre la candidatura de Javier Imbroda con Cs por Málaga.

Ciudadanos tiene en Juan Marín a su hombre para cambiar el rumbo de la política andaluza. Rompió el pacto con los socialistas después de tres años y medio, y ahora encara las elecciones con la idea de poder confirmarse como opción de Gobierno.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento