Las huelgas de Ryanair e Iberia ponen en jaque este verano a miles de viajeros en toda España

Un viajero en el interior de la T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas.
Un viajero en el interior de la T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas.
JUANJO MARTÍN / EFE

Miles de personas verán empañadas este verano sus vacaciones tras las huelgas anunciadas por los tripulantes de cabina (TCP) de Ryanair en toda España (y Portugal, Italia y Bélgica) y el personal de tierra de Iberia en el aeropuerto barcelonés del Prat.

El pasado martes, los sindicatos de personal de cabina de Ryanair en España, Portugal, Italia y Bélgica anunciaron una huelga de 48 horas para los próximos 25 y 26 de julio como medida de presión para que la aerolínea irlandesa respete sus derechos laborales. Se calcula que los paros de estos trabajadores coordinados entre estos cuatro países pueden afectar en total a unos 230.000 pasajeros, según recoge la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Según datos de la low cost, en 2017 obtuvo beneficios de 1.700 millones de euros, realizó más de 2.000 vuelos diarios y desplazó a 129 millones de viajeros. Ante estas cifras, los sindicatos han denunciado prácticas como llamar a empleados al aeropuerto para cubrir vuelos que finalmente no despegan y no pagarles las horas invertidas en la espera, o aplicar la legislación nacional o irlandesa para bajas de maternidad y paternidad en función de cuál sea más ventajosa para la empresa.

Por su parte, Ryanair España señaló en un comunicado que la huelga "no tiene sentido", ya que los trabajadores de cabina ganan hasta 40.000 euros anuales, trabajan en un régimen de cinco días trabajados y tres seguidos de descanso, no pueden volar más de 900 horas al año, reciben formación gratuita y comisiones por ventas a bordo.

Sin noticias de cambios en los vuelos

Por el momento, los vuelos que la aerolínea irlandesa tiene programados para el 25 y 26 de julio siguen operativos —incluso es posible intentar comprar desde su web un billete para un vuelo nacional—. Tras conocerse la noticia de la huelga, Ryanair envió esta semana un correo electrónico a los clientes que tenían previsto volar esos días en el que, sin hacer mención alguna a los paros, indicaba de forma muy general que su vuelo está "confirmado" y "opera con normalidad".

Asimismo, desde la compañía han informado a algunos usuarios a través sus redes sociales que, en el caso de que un vuelo se vea afectado, se notificará a los viajeros "con suficiente antelación" por correo electrónico o SMS. Eso sí, no han especificado los días de antelación, lo que ha provocado la indignación de muchos pasajeros.

Huelga de Iberia en El Prat

A la incertidumbre desatada entre los usuarios de Ryanair se sumó este pasado viernes los paros anunciados por el personal de tierra de Iberia en el aeropuerto del Prat —que incluye a los empleados de los mostradores de facturación, de carga y descarga de equipaje o los responsables del mantenimiento de las aeronaves— para los días 27 y 28 de julio y 3 y 4 de agosto.

El sindicato UGT, mayoritario en el comité de Iberia Barcelona, ha denunciado la falta de contratación estable, la necesidad de incrementar la plantilla eventual, que ya es del 40%, el uso "indiscriminado" de la figura de las horas extra de obligado cumplimiento y la necesidad de adquirir un compromiso de la disminución de días de presencia para la próxima temporada. "Desgraciadamente, hasta el día de hoy los trabajadores solo hemos recibido negativas de forma sistemática por parte de la dirección a la hora de abordar estos problemas", sostienen desde el sindicato.

Consumidores piden que se devuelva ya el dinero

Mientras tanto, las asociaciones de consumidores han pedido a Ryanair que devuelva ya el importe íntegro de los billetes a todos los pasajeros que lo reclamen por tener un vuelo contratado para los días de huelga de tripulantes de cabina.

"La negativa de la aerolínea a devolver el importe de los billetes desde el anuncio de huelga podría suponer que los pasajeros pierdan la totalidad o parte de sus días de vacaciones, estancias en hoteles o vuelos de conexión, entre otros, sin posibilidad de reacción alguna", indica Facua.

Además, la OCU ha recordado que la huelga de Ryanair no es causa extraordinaria para que los pasajeros dejen de recibir sus correspondientes indemnizaciones. "Las huelgas legales del personal de vuelo o de los pilotos no pueden considerarse extraordinarias: su gestación es de dominio público y la compañía debe tomar medidas para paliar las previsibles molestias a los viajeros", justifica la asociación.

No se descartan más huelgas en Ryanair

Por otro lado, el sindicato de pilotos Sepla no descartaba el pasado jueves la posibilidad de ampliar el calendario de huelgas en Ryanair más allá de las dos jornadas anunciadas y que pueden llegar a suponer un "caos".

Desde el Sepla reclaman a la aerolínea de Michael O'Leary que aplique la legislación laboral que rige en el país en el que se opera para evitar situaciones de incertidumbre cuando se presentan problemas que no tienen respuesta en la legislación laboral irlandesa.

"Lo que reclamamos no es una cuestión económica, aunque esta se tiene que ajustar en ciertos aspectos, sino que se respeten nuestros derechos laborales", insistieron fuentes del Sepla en declaraciones a la agencia Efe.

Además, las mismas fuentes agregaron que la compañía siempre ha "exprimido al máximo a todo el mundo" y ha sabido aprovechar muy bien las circunstancias a su favor desde su creación. "Se le han pedido cosas que están a la altura del mercado y ellos no dan su brazo a torcer", denuncian desde el Sepla, al tiempo que consideran que la aerolínea ha vivido estos años una situación idílica desde el punto de vista empresarial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento