Aviones de Ryanair
Aviones de Ryanair en un aeropuerto. RYANAIR

Los tripulantes de cabina de Ryanair y los dirigentes de la compañía no llegaron este lunes a un acuerdo para desconvocar la huelga. Unos 400 vuelos de la entidad desde y hacia España se verán afectados, y por ende también lo harán 50.000 clientes que tenían previsto viajar estos dos días. La compañía se puso en contacto con los damnificados a través de correo electrónico o mensaje de texto.

Qué hacer en caso de cancelación

Reclamar. El reglamento europeo CE 261/2004 establece una serie de compensaciones automáticas en el caso de que un vuelo sea cancelado. Entre otros derechos, los clientes afectados podrán reclamar a la aerolínea compensaciones económicas —que varían en función de la distancia del viaje—, un transporte alternativo, el reembolso del billete, indemnizaciones por daños materiales y morales, así como el derecho a recibir asistencia.

Cuánto dinero se puede reclamar

Los vuelos operados por Ryanair son de corta y media distancia, por lo que la compensación que pueden reclamar los afectados es de 250 euros, si el trayecto es inferior a 1.500 kilómetros, o de 400 euros, en el caso de vuelos entre 1.500 y 3.000 kilómetros. Puesto que la aerolínea irlandesa no opera en vuelos de largo recorrido —donde la indemnización ascendería a 600 euros—, en este caso concreo la compensación máxima sería de 400 euros, según la normativa comunitaria.

Asimismo, los pasajeros que vean cancelado su vuelo podrán solicitar el reembolso del billete si Ryanair no les ofrece un viaje alternativo o si el vuelo propuesto deciden no aceptarlo. En el caso de que se acepte el transporte alternativo, los usuarios no tendrán derecho al reembolso del billete, pero sí a reclamar la indemnización económica, exponen desde Reclamador.es.

Excepciones

No obstante, hay tres excepciones por las que Ryanair no tendría por qué indemnizar a sus viajeros, según Facua:

1) Que se les informe de la cancelación del vuelo con al menos 15 días de antelación.

2) Que el aviso tenga lugar entre 15 y 7 días antes del vuelo y se les ofrezca un transporte alternativo que les permita salir con no más de dos horas de antelación con respecto a la hora de salida prevista y llegar a su destino final con menos de cuatro horas de retraso con respecto a la hora de llegada prevista.

3) Que la advertencia llegue con menos de 7 días de antelación con respecto a la hora de salida prevista y se les ofrezca tomar otro vuelo que les permita salir con no más de una hora de antelación con respecto a la hora de salida y llegar a su destino final con menos de dos horas de retraso con respecto a la hora de llegada.

A pesar de estas excepciones, la compañía sí está obligada a reembolsar el importe íntegro del billete siempre y cuando el afectado no realice un vuelo alternativo.

Otras indemnizaciones

Además, Facua recuerda que los usuarios también pueden reclamar otro tipo de indemnizaciones por daños y perjuicios, tanto morales como patrimoniales. Por ejemplo, por noches de hotel o actividades contratadas —entradas a conciertos o festivales, tours por una ciudad...— que no se puedan realizar a causa de la cancelación del vuelo y no sean reembolsables. Para poder reclamar esos daños morales y materiales hay que acreditar que el gasto realizado no es reembolsable, fundamentalmente con las facturas de pago del hotel o actividades.

Cómo presentar una reclamación a Ryanair

En la propia web de la compañía explican cómo presentar una reclamación online en los siguientes pasos:

1. Dirigirse al apartado Info (ubicado en la parte superior derecha de la pantalla del ordenador) y seleccionar 'Contacto' en la lista de opciones de la sección Atención al Cliente.

2. Seleccionar 'Consultas Generales' desde el menú —Contacto con el servicio de atención al cliente—.

3. A continuación, se le presentarán una lista de opciones para seleccionar la que más se ajuste a su consulta/reclamación.

En este sentido, la compañía pone a disposición de los afectados la posibilidad de realizar la reclamación a través de un formulario online y mediante correo postal.

La tercera vía para reclamar es a través de las hojas de reclamación que la compañía deberá tener a disposición de los afectados en los mostradores de información de los aeropuertos. La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), dependiente del Ministerio de Fomento, pone a disposición de los implicados un formulario estándar.

Cómo solicitar un reembolso

En el caso de reembolso, los pasajeros "pueden obtener, en un plazo de 7 días, el reembolso íntegro de la suma que han pagado por los trayectos cancelados", indican desde la aerolínea. Asimismo, ofrecen un enlace al formulario para realizar el reembolso del billete. "Si el vuelo alterado es también el trayecto de salida", agregan, "se ofrecerá el reembolso íntegro del trayecto de ida y vuelta, además de un vuelo de ida y vuelta al primer punto de salida lo antes posible, en caso de que proceda (por ejemplo, cuando viajes en un vuelo de conexión)".

Cuánto tiempo tardará en gestionarse dicha reclamación

Según Ryanair, los plazos para la gestión de solicitudes son los siguientes, tal y como se recoge en su web:

  • Reembolsos: 7 días.
  • Reclamaciones: 15 días.
  • Compensaciones relativas a la normativa EU261: 10 días.
  • Reclamaciones de gastos: 10 días.

¿Qué pasa si Ryanair alega cancelación por "circunstancias extraordinarias"?

El reglamento europeo no define qué son "circunstancias extraordinarias", por lo que las compañías suelen ampararse en ello para no abonar las indemnizaciones económicas correspondientes, según denuncia la OCU.

"Las huelgas legales del personal de vuelo o de los pilotos no pueden considerarse extraordinarias: su gestación es de dominio público y la compañía debe tomar medidas para paliar las previsibles molestias a los viajeros", justifica la organización de consumidores.

Además, existe una sentencia de abril del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en la que se alega que una huelga de trabajadores no se considera dentro del concepto "circunstancias extraordinarias", tal y como recuerda Facua.