Eduardo Zaplana
Eduardo Zaplana, expresidente de la Comunidad Valenciana, entrando en la Comandancia de la Guardia Civil de Tres Cantos. JuanJo Martín / EFE

El expresident de la Generalitat Valenciana y exministro Eduardo Zaplana ha abandonado la Ciudad de la Justicia de Valencia sobre las 20.50 horas del jueves en un furgón policial camino de la cárcel de Picassent (Valencia).

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, la jueza del caso Erial, que investiga los presuntos delitos de blanqueo de capitales, cohecho, malversación y prevaricación, ha decretado el ingreso de prisión sin fianza de Zaplana por el riesgo de fuga y de destrucción de pruebas.

Minutos después de la salida del furgón policial, ha abandonado la Ciudad de la Justicia la mujer de Eduardo Zaplana, Rosa Barceló, investigada en este caso, que no ha hecho declaraciones a los medios de comunicación.

En esta causa fueron detenidas otras seis personas, los empresarios Vicente y José Cotino, sobrinos del ex director general de la Policía y expresidente de Les Corts Valencianes, Juan Cotino, que han quedado en libertad con medidas cautelares, el exjefe de gabinete de Zaplana en la Presidencia de la Generalitat, Juan Francisco García, el ex alto cargo de la Agencia Valenciana de Turismo y exdirectivo del parque temático Terra Mítica, Joaquín Barceló y su mujer, Felisa López, y el asesor fiscal Francisco Grau.

La lista de investigados se completa con Juan Cotino, la mujer de Zaplana, y Mitsuko Henríquez, secretaria personal de Zaplana.

A Zaplana, en concreto, se le investiga por repatriar 10,5 millones de euros que presuntamente cobró en comisiones ilegales recibidas por la adjudicación de contratos públicos relativos a la concesión de las ITV y el plan eólico durante su etapa al frente de la Generalitat valenciana (1995-2002). 

El expresidente valenciano y exministro ha sido trasladado a primera hora de esta tarde ante la jueza una vez que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil terminó los registros en sus domicilios y en su oficina.