El ministro de Trabajo durante el Gobierno de Aznar Eduardo Zaplana ha sido detenido en su domicilio de València por un presunto delito de blanqueo de capitales y otro delito fiscal. Junto a él, la Guardia Civil  ha arrestado a al menos otras cinco personas.

Se investigan adjudicaciones "sospechosas" del Gobierno valenciano durante la época en la que lo presidió Zaplana (1995 - 2002) por las que un grupo de empresarios podría haber pagado en torno a diez millones de euros. Están bajo sospecha, en concreto, las adjudicaciones de las ITV y del plan eólico.

Cabe recordar que el exministro también estuvo investigado en la operación Lezo, pero esta detención es ajena a dicho caso.

Zaplana fue ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, un cargo que ocupó hasta abril de 2004, para posteriormente pasar a ser portavoz del PP en el Congreso de los Diputados.

La detención la han practicado agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en una operación que continúa abierta y en la que se prevén más arrestos.

Entre los arrestados también se encuentran el empresario Vicente Cotino, sobrino del exvicepresidente del Parlamento valenciano y exdirector de la Policía Nacional Juan Cotino, y su hermano José. También han sido arrestados el exdirector de Relaciones Institucionales de Terra Mítica, Joaquín Barceló Llorens, y su mujer, Felisa López, además del expresidente de Estudiantes Juan Francisco García.

Además, la jueza va a citar en calidad de investigados (imputados) a Juan Cotino y a la mujer de Zaplana, Rosa Barceló. También figura en condición de investigada en el caso la secretaria personal de Zaplana, Mitsouko Henríquez.