John Travolta y su familia
La actriz Kelly Preston junto a su hijo Benjamin, su marido John Travolta y su hija mayor Ella, sobre la alfombra roja del festival de Cannes. GTRES

Si no fuese la hija de los actores John Travolta y Kelly Preston, Ella Bleu Travolta, de 18 años, sería una adolescente más. La familia al completo ha desfilado en la 71 edición del Festival de Cannes para presentar Gotti, un biopic sobre el jefe de la mafia neoyorquina John Gotti. Y para encarnar a la familia del mafioso y darle más credibilidad a la historia, Travolta ha tirado de la suya propia: Preston es la matriarca y Ella la hija de ambos.

La hija de Travolta hizo su debut cinematográfico a los 9 años en Dos canguros muy maduros (2009), película en la que también coincidió con sus padres y, según confirmó Travolta, Ella y él volverán a trabajar juntos en otro proyecto: The Poison Rose.

Al ser la primera hija del actor con su mujer, Kelly Preston, Ella siempre ha despertado gran interés entre los paparazzi. Durante su adolescencia sufrió acoso por su aspecto físico, y en 2014 llegó a decir que estaba "aburrida de ser famosa". Le escribían comentarios en sus fotos en los que la llamaban "gorda" y le decían que tenía "sobrepeso". Hasta que en su Twitter puso: "La gente me dice que estoy gorda. Bien, estoy orgullosa de mi peso, y si no te gusta, vete a la mierda".

Poco se sabe de ella, salvo su ascendencia hollywoodiense y que forma parte de la cienciología. La actividad que tiene Ella Bleu en redes sociales es nula: su último tuit es de septiembre de 2014 y no tiene cuenta de Instagram, al menos, bajo su nombre. Tampoco se prodiga en eventos públicos como hacen otras hijas de famosos (Kaia Gerber, Carys Douglas o Rumer Willis).

Antes de posar este año en Cannes, su última aparición fue junto a su querido padre en televisión. Travolta le tomó el pelo durante una entrevista en el programa de Ellen DeGeneres en el que salió el tema de los novios de su hija, o mejor dicho, sobre las citas de la niña, que se puso colorada.