Carmen Calvo y Pedro Sánchez, secretaria de Igualdad y secretario general del PSOE, respectivamente.
Carmen Calvo y Pedro Sánchez, secretaria de Igualdad y secretario general del PSOE, respectivamente. PSOE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, presentará antes del 8 de marzo -jornada para la que está convocada la huelga feminista- dos proposiciones de ley sobre igualdad: una para atajar la brecha salarial, y otra con un enfoque más global que abarcará otros aspectos de desigualdad que afectan a las mujeres. Entre otros elementos, los socialistas plantearán sancionar a las empresas que paguen menos a las mujeres que a los hombres que desarrollen su mismo trabajo.

Según avanzó este viernes la secretaria de igualdad del partido, Carmen Calvo, en una rueda de prensa en Ferraz, este paquete legislativo persigue atajar la desigualdad y la "injusticia" en todos sus frentes. Los casos en los que las mujeres cobran menos haciendo un trabajo igual, argumentó, se pueden combatir con medidas de "transparencia", mientras que otros requieren un abordaje en mayor "profundidad", pues son consecuencia de "una sociedad que no asume en el plano político que tiene que hacer compatible maternidad y trabajo".

Calvo denunció la "feminización de la pobreza" y que al PP "no le interesa ninguna mirada igualitaria ni medidas correctivas". Frente a ello, esbozó algunas de las propuestas que harán los socialistas: las auditorías para eliminar la brecha salarial en empresas de más de 50 trabajadores, la participación "por cuota" de las mujeres en los órganos de decisión de las empresas, el refuerzo de la tutela judicial efectiva de los casos de desigualdad y la creación de una agencia que "observe" e "intervenga" ante casos de discriminación machista.

A preguntas de los periodistas, argumentó la necesidad de "intervenir" en el mercado laboral porque "cuando las cosas se quedan en el ámbito voluntario, no se resuelve nada", pues el machismo "lo invade todo" y el "patriarcado" tiene una gran "fuerza" en la sociedad. Por eso, prosiguió Calvo, el Estado tiene que "entrar" a "remover los obstáculos" que impiden que la "igualdad avance". "Queremos que los incumplimientos tengan consecuencias (...), una verdadera reforma e intervención", concluyó la dirigente.

Finalmente, la secretaria de igualdad denunció que aún no hay dotación presupuestaria para el pacto de Estado contra la violencia de género, pues el Gobierno ha sido incapaz de sacar adelante los presupuestos para 2018 y tampoco ha aprobado por decreto la partida de 200 millones de euros prevista para este año y que el Congreso le instó a poner en marcha. "No podemos admitir la callada por respuesta, porque sin recursos no se puede hacer mucho, más bien nada", denunció Calvo, que reprochó al Gobierno que "practicamente" lo único que ha puesto en marcha de este gran pacto "ha sido el logotipo".