Mariano Rajoy
El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, en una entrevista en TVE. RTVE

El Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado en una entrevista en RTVE que "no se puede ser prófugo en Bruselas y prentender ser presidente de una institución democrática" y que espera que eso no ocurra esta tarde.

Rajoy ha defendido su recurso ante el Tribunal Constitucional, en contra del criterio del Consejo de Estado, en relación al proceso de investidura porque era su obligación como jefe del Gobierno, ha explicado. "Volvería a hacer lo mismo en una situación igual". A su juicio, no hubo cálculos electorales y dicho recurso no lo ve como un fracaso porque, dice, ha conseguido evitar una situación "disparatada" como que un "fugado de la Justicia y en Bruselas" sea investido President de la Generalitat.

Informado de un principio de acuerdo entre independentistas para permitir la lectura del discurso de investidura de Puigdemont por delegación, Rajoy ha advertido al president del Parlament, Roger Torrent, de que si lo permite se estará saltando lo estipulado por el Tribunal Constitucional, que no autoriza una investidura ni en diferido ni en forma delegada.

A Rajoy le gustaría, ha dicho, que se propusiera un candidato nuevo que no estuviera incurso en procedimientos judiciales para que Cataluña recupere estabilidad "social y económica".

Preguntado sobre el papel del Rey Felipe VI en la crisis catalana, Rajoy ha considerado "oportuno" que se pronunciara tras el 1-O. "Me pareció buena decisión el dirigirse a la nación para defender la soberanía nacional, la constitución y los valores democráticos que rigen en nuestro país. Se ha mostrado con equilibrio y con sensatez. Es un respaldo para todos los que intentamos que se restableciera la legalidad vigente".

El presidente ha valorado positivamente "el derecho a decidir en Cataluña", pero ha matizado que "sobre España decidimos todos. Yo que soy Gallego puedo decidir sobre Castilla-León y Andalucía. Lo que no se puede es privar a los españoles de su decisión sobre lo que quieren que sea su país. No soy presidente para quitar la unidad nacional y mientras esté aquí eso no se va a permitir".

En relación con la corrupción, Rajoy ha defendido de nuevo que siempre ha hecho "lo que en conciencia tenía que hacer". Ha recordado que todos los políticos involucrados en procesos judiciales por cuestión de corrupción "ya no forman parte del Partido Popular". También ha defendido una batería de iniciativas legislativas para que no se produzcan nuevos casos de corrupción. "Son casos de hace mucho tiempo, de los que usted habla, y trabajamos para que no me haga más esa pregunta ni a mí ni a ningún presidente".

El Presidente confía en poder cerrar un acuerdo sobre Presupuestos que permitan aprobarlos en Consejo de Ministros antes del 31 de marzo. De no lograrse un acuerdo, asegura que no sería necesario obligatoriamente convocar elecciones porque se atendría a la prórroga de las actuales cuentas generales. Eso sí, ha reiterado su intención de volver a ser candidato por el PP a las próximas elecciones generales. "Antes del verano ya habrá candidatos designados" en relación a las convocatorias autonómicas y municipales, ha añadido Rajoy.

"En este momento barajo continuar con el Gobierno que tengo, es la única opción que barajo", ha asegurado ante las peticiones de cambio de imagen del Gobierno del Partido Popular. "Hemos cogido el país cuando vivíamos con la mayor crisis económica de España, en 5 años perdimos el 10% del PIB y tres millones de puestos de trabajo. Todos decían que nos iban a rescatar, y fíjese usted unos años después se han creado 2 millones y a que crezcamos más que nadie. Eso es lo que hay que demandarle al Gobierno y yo lo que quiero es llegar a esos 20 millones de empleados, y mejorar el empleo juvenil y la calidad del empleo".

"Me retracto en lo que dije sobre la brecha salarial"

Ante el revuelo sobre las últimas declaraciones sobre la brecha salarial de las mujeres, donde dijo que no había que entrar en eso, el presidente del Gobierno ha querido rectificar. "Si hay dudas sobre lo que dije, no, no lo mantengo". "Me retracto", ha insistido Rajoy, que ha matizado que, a su juicio, "la mayor diferencia entre hombres y mujeres es que unos tengan empleo y otros no. Hoy estamos en la situación de la historia de España donde hay más mujeres trabajando. Y luego tenemos lo de los salarios. En la administración pública son iguales y está prohibido, por ley y la inspección de trabajo funciona, la discriminación salarial. A igualdad de horas, igualdad de salqario. Además hemos hecho esfuerzos en las pensiones para las mujeres con más hijos y cualquier esfuerzo en esa dirección es necesario e imprescindible. Estamos caminando en la buena dirección pero nos queda mucho que hacer".

Preguntado si estaría dispuesto a tomar iniciativas como la islandesa, que auditará a las empresas, o la alemana, que promoverá la transparencia de las nóminas, Rajoy se ha mostrado partidario a "tomar cualquier medida que sirva para hacer Justicia" en el asunto.

Preguntado por la convocatoria de sendos paros de los sindicatos el día 8 de marzo contra la discriminación laboral de las mujeres ha señalado: "Los sindicatos pueden convocar lo que quieran, y nosotros seguiremos trabajando para que esa discriminación sea menor y desaparezca".

En otro orden de cosas, sobre la propuesta socialista de impuesto a la banca, el presidente la ha rechazado de plano argumentando que "si queremos buenos servicios y pensiones tenemos que crear puestos de trabajo".