Al menos una persona ha muerto y otras siete han resultado heridas en una explosión en una vivienda en la localidad de Alcanar (Tarragona) la noche de este miércoles. En un primer momento la Policía especuló con que la casa albergaba un laboratorio de transformación de drogas, sin embargo, más tarde se supo que estaba relacionada con los atentados de la Rambla de Barcelona y Cambrils.

Los Mossos d'Esquadra han hallado este viernes nuevos restos biológicos entre los escombros de la vivienda e investigan ahora si corresponden a un nuevo cadáver.

Los hechos se produjeron alrededor de las 23.30 horas en un domicilio particular ubicado en la calle Martinenca B, en el sector F de la urbanización Montecarlo. A la espera de que avanzase la investigación, todo parecía indicar que se había producido por una explosión de gas, aunque no se descartaba que se estuvieran usando bombonas para preparar un atentado. Según señalaron fuentes de emergencias, hasta el lugar se desplazaron técnicos de gas butano de Repsol, de Gas Natural y de Endesa y un técnico de Industria de la Generalitat.

La explosión, que se sintió a varios kilómetros de distancia, ha destruido totalmente el inmueble. Además, la onda expansiva afectó a media docena de casas de alrededor, según confirmó a ACN el cuarto teniente de alcalde de Alcanar, Jordi Bort.

Los Bomberos pudieron rescatar de entre los escombros a una persona, que ha resultado herida grave, y el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ha atendido a seis vecinos más. El concejal ha señalado que los heridos serían turistas franceses, mientras la policía científica analiza los restos de la víctima mortal.

El suceso obligaba a desalojar la zona para poder analizar posibles daños en otros inmuebles y establecer un perímetro de seguridad. Protección Civil ha puesto en alerta el plan Procicat por esta explosión y está haciendo seguimiento con los cuerpos de emergencia desplazados a la zona.

Se establece la relación con los atentados

A medida que los detalles de la investigación de los atentados de la Rambla de Barcelona y Cambrils se iban conociendo, el jefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, informaba de que los ataques yihadistas tienen conexiones "claras" con la explosión de la vivienda en Alcanar.

Los inquilinos de la misma preparaban en su interior explosivos con varias bombonas de butano, según la hipótesis actual. Precisamente uno de los detenidos en Barcelona, natural de Melilla, tiene relación directa con dicha explosión. El otro sería la persona que supuestamente alquiló, en la localidad barcelonesa de Santa Perpetua de la Mogoda, la furgoneta del atropello masivo.

En el interior de la vivienda de Alcanar se encontraban dos personas: el fallecido -que está pendiente de identificación- y un hombre, rescatado del interior con heridas graves y trasladado al hospital Verge de la Cinta de Tortosa (Tarragona).

Según Trapero, la vinculación entre ambas cuestiones también les ha permitido detener a dos personas "directamente implicadas" en el atentado de Barcelona, pero ha dejado claro que ninguna de ellas era el conductor de la furgoneta que ha arrollado a un centenar de personas, dejando 13 muertos y 88 heridos en la Rambla.

También ha explicado que seguirán con la investigación a las órdenes del juzgado central de instrucción de la Audiencia Nacional, que está en funciones de guardia, y que han informado de todo lo ocurrido al juez y al fiscal jefe.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.