El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha asegurado que la designación de José Manuel Soria como director ejecutivo del Banco Mundial "no tenía carácter político" y que su perfil era el más adecuado. Sin embargo, ha admitido el puesto es de "designación discrecional". La oposición ha estimado que el ministro miente y ha pedido su dimisión.

De Guindos ha comparecido en comisión para explicar la designación de José Manuel Soria como director ejecutivo del Banco Mundial, representando a España. La designación al puesto se conoció el pasado 2 de septiembre, y tras varios días de polémica, Soria renunció "a petición del Gobierno".

La aprobación de esta comparecencia se produjo con el apoyo de los grupos parlamentarios del PP y Ciudadanos, mientras que el grupo socialista ha criticado que De Guindos no haya sido convocado a un pleno urgente en el Congreso por este asunto, como habían pedido la semana pasada todos los grupos parlamentarios —salvo el PP—.

"De entre los candidatos, el señor Soria presentaba el perfil más adecuado, según la comisión de evaluación", ha dicho De Guindos ante la comisión. "Otros candidatos también, pero ninguno en la medida en que lo hacía el señor Soria".

La posterior renuncia de Soria se produjo "a pesar de que el candidato reunía todas las condiciones técnicas para el puesto, que vuelvo a repetir, no tenía naturaleza política", dijo.

Inmediatamente tras la renuncia de Soria al puesto, la comisión se volvió a reunir y propuso al candidato que había quedado en segundo lugar, Fernando Jiménez Latorre.

Es una historia que acaba en una no designación, la decisión de proponer a Soria resultaba adecuada"Es una historia que acaba en una no designación, la decisión de proponer a Soria resultaba adecuada, no es un puesto de carácter político, y nunca ha sido ocupado por políticos, sino por funcionarios", ha señalado.

Para el puesto de Soria, el proceso se inició el 28 de junio. Se recibieron 10 candidaturas para el Banco Mundial, entre ellas las de Soria y Jiménez Latorre.

De Guindos ha asegurado que la decisión de proponerlo como candidato a director ejecutivo del Banco Mundial se produjo el 2 de septiembre porque ese día vencía el plazo para hacerlo. La noticia saltó justo al término de la segunda votación de la fallida investidura de Mariano Rajoy.

De Guindos ha comenzado su comparecencia explicando que las designaciones a los organismos internacionales, como la de Soria, son técnicas y no se elevan al Consejo de Ministros. De hecho, ha asegurado que desde 1986 los puestos han sido ocupados por funcionarios. "No se trata en ningún caso de nombramientos políticos", ha asegurado.

La decisión depende del secretario de Estado de Economía, ha asegurado. También ha señalado que la de Soria es una de las 25 direcciones ejecutivas del Banco Mundial.

PSOE y Podemos piden su dimisión

En las réplicas de los diputados de oposición, el primero ha sido el portavoz económico del grupo socialista en el Congreso, Pedro Saura, que le ha replicado a de Guindos que la elección de Soria sí fue política y que el ministerio les ha mentido.

La única explicación es que ha sido una recompensa a quien se retiró en un periodo preelectoralEl PSOE ha pedido la dimisión del ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, por sus mentiras para explicar la candidatura de Soria y por no haber asumido "ningún error", y por todo ello no le considera "digno" para seguir en el cargo.

Para el diputado socialista, "el nombramiento de Soria fue un gran error" sobre el que el titular de Economía no ha dado explicaciones ni asumido errores, y que corrobora además que "el compromiso con la regeneración democrática" del presidente en funciones, Mariano Rajoy, es "cero".

Porque se conoció la propuesta "dos minutos después" de acabar la investidura fallida del candidato del PP. "Estaba pidiendo la confianza de la Cámara mientras tenía preparado el nombramiento de Soria, que trataron de justificar con mentiras", ha añadido.

Por ello, ha concluido, "Rajoy no es de fiar" y no puede pedir la confianza de nadie para seguir como presidente del Gobierno.

También ha cuestionado que Soria pudiera ocupar ese puesto tras verse Soria implicado en los papeles de Panamá, al descubrirse que tenía sociedades offshore en paraísos fiscales. Soria renunció al ministerio de Industria el año pasado, al conocerse ese escándalo.

"La única explicación de este nombramiento es que ha sido una recompensa a quien se retiró en un periodo preelectoral, es un cheque a seis meses", ha dicho Saura.

¿Por qué en España tenemos que seguir eligiendo los cargos a dedo?Por su parte, Pablo Iglesias, de Podemos, ha cuestionado a De Guindos la designación de Soria: "¿De verdad no encontraron a nadie mejor que el señor Soria para representarnos en el Banco Mundial?"

También ha  preguntado si el de Soria había sido un concurso, como se manejó en un primer momento. "¿Hubo o no hubo concurso? Y si no hubo concurso, aparte de demostrarse que Rajoy nos mintió desde Pekín, ¿le parece normal designar a alguien como el señor Soria?"

Iglesias terminó señalando que si finalmente no se trató de un concurso abierto, De Guindos debería dimitir como ministro por no haber dicho la verdad en ese asunto.

Toni Roldán, de Ciudadanos, también ha defendido que la de Soria fue una decisión política, al no tratarse de un concurso abierto y "publicado en el BOE". "¿Por qué en España tenemos que seguir eligiendo los cargos a dedo?"

Roldán estimó que una de las características de ese puesto debe ser la "honorabilidad". "Alguien que ha tenido negocios familiares en Jersey o Bahamas para no pagar impuestos no es honorable".

Roldán ha asegurado que el puesto para el Banco Mundial era "un traje hecho a medida" para el exministro de Industria José Manuel Soria y un cargo elegido "a dedo" para un "amigo del presidente", Rajoy.

Las críticas del resto de los grupos de oposición han ido en la misma dirección.

"¿Qué interés tiene?"

Por su parte, Eloy Suárez, portavoz del PP en la comisión, ha señalado que no entendía la "insatisfacción" de la oposición con las explicaciones de De Guindos y que el caso Soria no interesa a la ciudadanía. .

"Lo que no acabo de entender es la insatisfacción de los demás oradores ante las explicaciones del ministro", ha dicho. "Pensaba que iban a estar relativamente tranquilos pero les veo bastante insatisfechos".

"Qué interés tiene esto para los ciudadanos, ¿les va a resolver los problemas graves que acucian a este país?", ha cuestionado.

De Guindos: "No se minusvaloren"

En su turno de réplica, tras los cuestionamientos de los partidos, de Guindos ha respondido a algunas de las cuestiones que le plantearon.

Honorabilidad es un concepto difícil de definirUna de ellas fue la exigencia de que la comparecencia fuera en el pleno de la Cámara baja y no en comisión. "No se minusvaloren ustedes mismos", dijo a los miembros de la comisión. "Estoy aquí dando explicaciones. Es un relato que pueden rebatir, no se minusvaloren".

Sobre la idoneidad de Soria para el puesto, de Guindos defendió que Soria no tenía "ninguna cuestión pendiente" y que era compatible con el código ético del Banco Mundial. Además, Soria eventualmente renunció, ha agregado: "Sus argumentos son válidos para tres días, pero no a partir del cuarto, porque el señor Soria renunció a petición del Gobierno".

De Guindos también ha hablado sobre la cuestión de Ciudadanos acerca de la honorabilidad de Soria. "Honorabilidad es un concepto difícil de definir, ¿saben donde se define? En el caso de los consejos de administración de los bancos", ha respondido. "Lo que se dice es no haya tenido un proceso en el que se haya salido como responsable financiero o económico, o estar imputado o investigado".