11M
¿Culpables
o
inocentes?

Tanto a Mohamed como a su hermano Brahim se le acusa de haber ayudado a huir a su tío Mohamed Belhadj y a Mohamed Afalah, tras el suicidio de Leganés el 3 de abril 2004.

Brahim fue absuelto el 4 de junio en pleno juicio después de que todas las partes retiraran su acusación contra él.

DECLARACIÓN DE MOHAMED MOUSSATEN

Brahim Moussaten declaró que  si  hubiera sabido que alguien de su familia participó en los atentados, habría dejado de ser su familia. También dijo que, al igual que su hermano, la Policía les presionó para que involucraran a su tío, Youssef Belhadj.

Admitió que conocía a algunos procesados, pero "solo del barrio o de jugar al fútbol", y se definió como una persona que conoce más la cultura española que la marroquí.

Negó toda relación con los atentados o con grupo radical alguno.