11M
¿Culpables
o
inocentes?

Mahmoud Slimae Aoun habló hasta en 65 ocasiones con "El Chino" desde la zona de Chinchón (Madrid) -donde los terroristas tenían alquilada una finca en la que se elaboraron los explosivos utilizados en los atentados.

Locierto es que Slimae Aoun ya era un viejo conocido de la Policía antes del 11-M por asuntos de narcotráfico.

El 11-M habló desde la zona de Chinchón con Abdelilah El Fadual Akil.

Slimane, para quién pedían 13 años de condena, cumplirá 3 años en prisión por falsificación de documentos.


DECLARACIÓN DE SLIMANE

El libanés Mahmoud Slimane Aoun, procesado por colaboración con organización terrorista y por falsificar documentos, ha rota a llorar cuando su abogado defensor le ha preguntado su opinión sobre los atentados del 11-M.

"No hay palabras para expresar el sufrimiento que sentí con el 11-M. No hay palabras para condenar este atentado", ha declarado entre sollozos.

Poco antes Slimane, preguntado por su defensa si había visionado vídeos violentos sobre la yihad, ha contestado que "con lo que he visto en mi país es suficiente", en referencia a la guerra civil libanesa, de dónde es origanario.

Parte de su defensa se ha basado en el hecho de ser Chíi, frente a los otros procesados que son Suníes: "Los chíitas y los sunitas nunca no juntamos".

El procesado habló hasta en 65 ocasiones con 'El Chino' desde la zona de Chinchón (Madrid), donde está la finca en la que, presuntamente, se montaron las bombas usadas en los atentados.

Slimane ha justificado ese volumen de llamadas porque 'El Chino' tenía que devolverle una lámpara.