11M
¿Culpables
o
inocentes?

El Gnaout, como otros que tomaron parte en la matanza del 11 de marzo de 2004 en Madrid, estaba siendo investigado por la Policía por delitos comunes.

En el caso de este albañil, la Policía le vigilaba por sus conversaciones telefónicas en el marco de una investigación por tráfico de drogas.

Muy cercano a "El Chino", El Gnaout colaboró a la hora de traer los explosivos desde Asturias hasta la casa de Chinchón -acondicionada por el propio El Gnaout-, en donde, en teoría, se montaron las 13 bombas utilizadas en los atentados.

Othman El Ganout se enfrentaba a una petición de 24 años de prisión hasta que tras la vista oral se solicitaron para él 38.962 años. Finalmente ha sido condenado a 42.924 años

DECLARACIÓN DE GANOUT

Othman El Ganout compareció ante la sala con los auriculares para responder a las primeras preguntas de la fiscal. Se ha dirigido en árabe dialectal propio de su Marruecos natal, pero al rato ha prescindido de los auriculares y ha respondido directamente en un español con marcado acento, pero entendible.

El procesado ha negado su participación en el transporte de los explosivos con los que se cometieron los atentados del 11-M.

Además, El Ganout ha explicado que los hermanos Ahmidán le llamaron para que hiciera unos trabajos en la finca de Morata de Tajuña, entre ellos un agujero donde se encontraron restos de explosivos. Ganout ha dicho que ese agujero era para dar de comer a las cabras de la finca.

El acusado no ha podido explicar, a preguntas de la fiscal, porqué viajó a Burgos con Jamal Ahmidan, ni qué significado tenía la palabra 'clavo grande' en árabe, sin poder especificar si significaba pistola en el argot que manejaban entre ellos.