11M
¿Culpables
o
inocentes?

Recaudador, protector... son muchas las actividades delictivas que se le imputaban a Youssef Belhadj.

Sin embargo, se le recordará como el portavoz de los terroristas en el siniestro vídeo que el 13 de marzo de 2004 -dos días después de los atentados y en la noche previa a las elecciones generales- dejaron en una papelera cercana a la mezquita de la madrileña M-30 -tras previo aviso a Telemadrid-.

Reconocido como el "portavoz militar de Al Qaeda en Europa", fue Belhajd quien alquiló el piso de Leganés tres días antes de los atentados -el 8 de marzo-.

Al igual que "El Egipcio" y que El Haski, Belhadj se enfrentaba a una petición de 38.952 años de cárcel, aunque finalmente ha sido condenado a 12 años de cárcel.

DECLARACIONES DE YOUSSEF BELHADJ

Sin mirar al Tribunal, Belhadj escuchó las preguntas que le iban haciendo cada una de las acusaciones particulares. El dispositivo de traducción, de nuevo, ocupaba la atención del procesado.

Belhadj, con gesto tranquilo y voz serena iba respondiendo a las preguntas de su letrado: "La segunda vez que vine a España fue para conseguir los papeles, porque en Bélgica no tenía papeles, y aquí era más fácil".

Belhadj ha ido negando todas las acusaciones. Ha asegurado no ser ni conocer a Abu Dujan el Afgani, persona que reivindicó los atentados el 11-M en un vídeo abandonado días después en una papelera.

También ha negado haber visto Mohamed Afalah en Bélgica, donde huyó tras el suicidio en Leganés, y se cree se inmoló en una atentado en Irak.