La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha propuesto este lunes a los agentes sociales que las pensiones dejen de revalorizarse solo con el IPC, como hasta ahora. Además, la ministra quiere que el factor de sostenibilidad, que adecuará las pensiones a la esperanza de vida, entre en vigor en 2019.

El objetivo es que ningún gobierno pueda congelar o bajar la cuantía de las pensiones

En rueda de prensa tras reunirse con patronal y sindicatos, la ministra ha explicado que el nuevo Índice de Revalorización de Pensiones —que espera consensuar con los agentes sociales y con los grupos en el Pacto de Toledo— entrará en vigor en 2014.

Tras la reunión que ha mantenido con el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, y con los responsables de política social de la patronal y los sindicatos, ha dicho que la idea es que ningún gobierno pueda congelar o bajar la cuantía de las pensiones, a través de la introducción de un índice mínimo de revalorización que deberá aplicarse obligatoriamente todos los años. El objetivo, añadió, es "que ante contribuciones iguales de todos los españoles, los de hoy y los de mañana reciban prestaciones similares".

Para ello, habrá un suelo y un techo, y se tendrá en cuenta tanto la inflación como los ingresos y gastos del sistema cada año, y los déficit o superávit del propio sistema de la Seguridad Social. "En todo caso habrá ganancia año a año", ha dicho Báñez, apuntando que la subida mínima será del 0,25% y el máximo de incremento será el IPC más 0,25%. "En años de bonanza los pensionistas ganarán algo más del IPC", ha destacado.

En cuanto al factor para vincular las pensiones a la evolución demográfica y el aumento de la esperanza de vida, el Gobierno aplaza hasta el año 2019 su entrada en vigor, lo que le da más plazo para intentar llegar a acuerdos en el Pacto de Toledo.

"Solidaridad entre generaciones"

Báñez ha explicado que el año en que un trabajador se jubile se tendrá en cuenta la esperanza de vida y se multiplicará por un coeficiente corrector de esa esperanza de vida. Ha indicado que debe haber una "solidaridad entre generaciones" y ha reiterado que esta fórmula se revisará cada cinco años y se aplicará de una sola vez, en el momento de la entrada en vigor de la jubilación de cada trabajador a partir de 2019.

No conllevará aumentar la edad de jubilación, respetará los derechos adquiridos de los pensionistasLa ministra ha sido tajante al asegurar que "no afectará" a los pensionistas que ya cobran una jubilación y sólo a los futuros. Asimismo, ha dicho que la propuesta que será negociada con los agentes sociales y con los partidos políticos en el Pacto de Toledo, "no conllevará aumentar la edad de jubilación, respetará los derechos adquiridos de los pensionistas" e introduce un índice que es objetivo y que se libra de decisiones políticas futuras".

Báñez ha añadido que la decisión de que este factor de sostenibilidad entre en vigor en 2019 se ha tomado porque es más equilibrado "en términos económicos y sociales". La ministra ha reiterado que el sistema de pensiones español seguirá siendo público y de reparto y en ningún caso el Ejecutivo pretende privatizar el sistema y ha incidido en que esta nueva reforma fortalece el modelo para que haya pensiones dignas hoy y mañana.

Por otra parte, ha avanzado que esta propuesta sobre el factor de sostenibilidad no implica que no pueda haber otras reformas futuras del modelo del sistema de la Seguridad Social que pueda incidir sobre los ingresos. En su opinión, esta fórmula dará "confianza, certidumbre y tranquilidad a los pensionistas y evitará adoptar medidas drásticas en los ciclos bajos.

"No perderán poder adquisitivo"

Respecto a la revalorización de las pensiones este año, la ministra ha señalado que el IPC quedará en 2013 entre el 0,8 % y el 1 %, situación que permitirá que el 70 % de los pensionistas a los que se les subió un 2 % la prestación a comienzos de año ganarán poder adquisitivo. En estas circunstancias, el resto de pensionistas, que cobran más de 1.000 euros y a los que se les incrementó la prestación un 1 % a comienzos de año, "no perderán poder adquisitivo".