Alavés y Celta de Vigo se conformaron con sumar un punto que se antoja corto para las pretensiones de ambos equipos. El conjunto entrenado por el 'Pitu' Abelardo se tendrá que conformar con seguir en zona de Europa League, pese a que en muchos momentos tuvieron contra las cuerdas a los de Cardoso, especialmente en la segunda parte.

El técnico celtista, de hecho, no tiene su puesto garantizado, ya que una victoria del Villarreal le devolvería de nuevo a puestos de descenso. Una gran chilena de Brais Méndez y, sobre todo, un gol anulado a Maxi Gómez por fuera de juego en las postrimerías finales pudieron darle la vuelta al encuentro.

La acción del partido no obstante la protagonizó Rubén Blanco, con una enorme parada a un disparo a bocajarro de Maripán, que se quedó con cara de no creérselo.