El Espanyol empató en casa ante el Huesca (1-1), un resultado que no satisface las aspiraciones de ninguno de los dos equipos.

Los locales se adelantaron en el minuto 20 gracias a un gol de falta directa de Esteban Granero, mientras que los visitantes empataron a la vuelta de vestuarios merced a un gol de Xabier Etxeita.