La eterna juventud de Joaquín, la finta y el sprint que alegran al Betis

Joaquín Sánchez, del Betis
Joaquín Sánchez, del Betis
EFE

Si la edad es un estado de ánimo, Joaquín aún tiene 20 años y acaba de despuntar en las filas del Betis. Su DNI dice que está más cerca de los 40 que de los 30, pero sigue siendo un canterano que ilusiona como si le quedaran décadas de fútbol en sus botas.

A sus casi 39 primaveras, será a partir de la temporada 2020/21 el futbolista en activo más veterano de LaLiga. La retirada de Aduriz le ha hecho heredar el cargo, pero a diferencia de muchos que a sus años ya piensan en los banquillos, la familia o una jugosa jubilación como comentarista, a Joaquín le queda gasolina para unas cuantas carreras en la banda del Benito Villamarín.

En el derbi con el que se reanudará LaLiga ante el Sevilla será, una vez más, el objeto de todas las miradas. Pero a diferencia de lo que ocurre con otros verdiblancos ilustres, a Joaquín no le dolerán los oídos por escuchar los pitidos de la afición palangana. Y eso que no puede ser más bético: tanto en su primera etapa allí, como después en el Valencia, en la Fiorentina o el Málaga, a Joaquín le sale el beticismo por los cuatro costados. Si no es la mayor leyenda del club es porque aún hay muchos titanes que llevan a hombros las alzas del estadio que antes llevaba el nombre del presidente que estuvo a punto de cederle al Albacete.

Por muchos chistes, bromas, buen humor y sentido del espectáculo que destile, Joaquín no es nada tonto. Todo lo contrario: su inteligencia para dosificarse, para saber cuándo y cómo debe divertirse le han permitido estar 20 años en la élite del fútbol, con un pequeño resquemor de no haber fichado por el Real Madrid con el que tonteó en demasiadas ocasiones sin poder concretarlo.

Un filón deportivo… y mediático

Que Joaquín sea un fijo para Rubí a sus 38 años dice mucho y muy bien de él. Hasta que se paró la competición en marzo había disputado 28 partidos (26 de Liga y 2 de Copa), con 10 goles (8 en Liga y 2 en Copa), cifras que ya mejoraban la anterior campaña. De hecho, y en parte gracias a ese histórico hat trick ante el Athletic (el primero de su carrera) está a un solo tanto de igualar su mejor cifra goleadora en Liga, algo que por otro lado no ha sido su gran virtud ya que su función es otra.

El rendimiento que da el del Puerto de Santa María en el campo es de peso suficiente como para ser un ídolo de la afición, pero además es su carácter el que le hace convertirse en un filón. No hay entrevista, conversación, charla o declaración en la que no deje un chiste o arranque una sonrisa al que está enfrente, y desde el Betis lo saben. 

Sólo hay que ver las cifras de su canal de Youtube, donde Joaquín es protagonista. De los últimos 20 vídeos, el del regreso a los entrenamientos en solitario de Joaquín supera las 400.000 reproducciones, más del doble que el resto juntos. De los cinco vídeos más vistos del canal, tres tienen al capitán bético como protagonista, con más de 2 millones de reproducciones como poco.

Lo que le quede a Joaquín en el fútbol sólo lo sabe él. El presidente Ángel Haro está encantado con la bandera y estandarte de su equipo, y la renovación por un año más da buena muestra de ello. Joaquín seguirá vistiendo la camiseta hasta el final de la temporada 2021, cuando más que probablemente cuelgue las botas, aunque si él quiere y le siguen acompañando las fuerzas, aguantará. Aún le queda mucha finta y mucho sprint.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento