La charla entre Joaquín y Kiko Rivera: Lopera, el Real Madrid, el Albacete, la fiesta de Halloween, la Fiorentina...

Kiko Rivera y Joaquín
Kiko Rivera y Joaquín
Instagram @KikoRivera

La farándula y el fútbol llevan unidos desde tiempos inmemoriales, y el último ejemplo lo dejó el directo en instagram entre Kiko Rivera y Joaquín Sánchez, que guardan una excelente relación. 

El DJ, sevillista confeso, y el capitán del Betis compartieron un rato de charla lleno de risas, con espectadores ilustres como Sergio Ramos (buen amigo de ambos) e infinidad de anécdotas, en el que el hijo de Isabel Pantoja ejerció de periodista por un día. 

"Harto, ya no puedo más". Así comenzaba Rivera la charla con Joaquín, al preguntarle sobre el confinamiento. "Ni los perros quieren salir conmigo, que los he sacado una vez y me han mordido. Quién nos iba a decir que íbamos a vivir esto", bromeaba el futbolista.

En la charla se metió una loncha de jamón, que hizo salir en pantalla a Manuel Vega, dueño de una discoteca de Sevilla. "Qué suerte estáis de estar juntos y yo aquí mamando. Aunque sea de trabajo, qué suerte tenéis de estar juntos. Yo tengo ganas de hablar hasta con el de Hacienda", bromeaba el DJ.

A partir de ahí, comenzó una sucesión de anécdotas sobre muchos temas entre ambos:

El encuentro con Lopera

Kiko comenzó hablando de una anécdota reciente, con otro bético ilustre: el expresidente Manuel Ruiz de Lopera. "He estado con Lopera, que me lo encontré el día de mi despedida de soltero. Yo estaba ciego, ciego. Le di un abrazo y le dije: 'Usted tiene que coger el timón del Real Betis Balompié'. Y me dice: 'qué voy a coger, si el Betis es mío, mi alma'".

Joaquín también relató su encuentro hace unos días con el expresidente verdiblanco. "Yo hacía muchos años sin verle. Cuando me vio, se quedó así como si le iba a saludar. Hablamos los dos un poco, y me dijo que me quería mucho. Y cuando nos despedimos, de lejos, me dice: 'aquí tienes un amigo'", contó Joaquín, imitando la característica voz de Lopera.

El Albacete y el despiste de Joaquín con el Carlos Belmonte

"Cuando escriba mis memorias, os contaré lo que pasó". Así resumió Joaquín cuando Kiko le preguntó sobre su famoso casi fichaje por el Albacete Balompié. "Tengo ganas de leerlo, hermano", le respondía el DJ, que además le respondió confesándole lo que hizo en el FIFA, en un vídeo que él mismo ha colgado: le acabó fichando por el club manchego.

Kiko, con guasa y sabiendo lo despistado que es Joaquín, le pregunta por el nombre del estadio del Albacete. "Espérate que lo sé... Cómo se llama el campo, tío. Lo tengo en la punta de la lengua. No me lo digas", dice Joaquín entre risas, hasta que al final alguien le dice que es el Carlos Belmonte. "Eso, tío, sabía que tenía que ver con los toros".

La fiesta de Halloween en casa de Benjamín

Una de las grandes anécdotas del Betis de la primera época de Joaquín fue la fiesta de Halloween en casa de Benjamín, que acabó por clausurar el mismo Lopera.

"Lo sabía todo Sevilla, Kiko. Que dos días antes estaba colgado en las farolas. Fue tremendo. No pudimos culminar la fiesta. Lo bueno es que estábamos todos, a lo mejor faltó uno o dos. Eso es lo que nos dio un poco de fuerza, imagina si nos encuentra a los cuatro de siempre. Hicimos una cena de equipo, en casa de Benjamín, y luego se complicó", bromea Joaquín. "Cómo me hubiera gustado estar allí", le confiesa Rivera.

El 'robo' del Mundial de Corea y Japón

"Uno de los más importantes y uno de los más jodidos", describe Joaquín aquel partido ante Corea del Mundial de 2002, el de Al Ghandour

"En el momento fue complicado vivirlo. De lo que más nos acordamos es que el balón no salió, que yo me di cuenta, pero en ese momento se te pasa por la cabeza que hubiera salido. Pero cuando termina el partido y te das cuenta, se te queda cara de tonto. No toca ni la línea, Kiko", rememora un Joaquín que va más allá. 

"El árbitro no estaba comprado, era el auxiliar. Hace unos años salió que aquel Mundial estaba amañado por aquellos árbitros. En el partido anterior se eliminó a Italia tres cuartos de lo mismo. Un robazo. Es peor que el codazo de Tassotti a Luis Enrique. Es todo una acción que está claro, pero lo nuestro fue lamentable", señala el futbolista.

Toros o fútbol

Pocas familias más taurinas que los Rivera, por lo que a Kiko le viene de casta. Joaquín estuvo cerca de seguir los pasos del legendario Paquirri, padre de Kiko, pero su madre cortó por lo sano.

"Yo primero quería ser torero. Me acuerdo de estar en casa y torear con las toallas y los trapos de casa, de entrar a matar al sofá de mi madre"

"Soy muy taurino, nunca me he escondido. Yo primero quería ser torero. Me acuerdo de estar en casa y torear con las toallas y los trapos de casa, de entrar a matar al sofá de mi madre. Luego ya cuando me aficiono más y me apunto a la escuela taurina del Puerto y mi padre me apunta al fútbol", cuenta Joaquín, y Kiko le responde que "bendito sea tu padre". 

Reyes, en el recuerdo

De los canteranos sevillistas, tanto Joaquín como Kiko tienen claro quién les sorprendió más.

"José Antonio (Reyes) ha sido el canterano que más nos ha enamorado, era diferente. Lo he tenido como compañero en la selección y era increíble", recuerda con cariño Joaquín, a lo que Kiko responde con otra anécdota: fue al propio futbolista a quien llamó para ver si era verdad: "Yo estaba en Mojacar, y te llamé para ver si era verdad. Ofú, qué mal".

Michael Robinson

"Robinson ha sido un referente en la voz del fútbol. Lo tenía mucho aprecio, porque de mi ha hablado muy bien, maravillas. Me ha dado mucha tristeza, sabía que estaba malito", recuerda Joaquín, afectuoso con el inglés.

Lo inesperado llega por parte de Rivera, al que también le ha impactado mucho lo ocurrido: "Yo estaba con su hijo en el colegio. Siempre a los compañeros de su hijo le regalaba el PC Fútbol antes de que saliera". 

El accidente de Joaquín en moto y el 'tío' de Marc Márquez

La relación entre Joaquín y las motos es la que es. Nunca se le ha dado bien, como demuestra una anécdota que tuvo que contar porque Kiko se la sacó en la charla: un pequeño accidente que tuvo cuando iba al circuito de Jerez.

"No me llegué a caer, iba con una moto grande y salí de la gasolinera que estaba al lado. Cuando fui a salir, para pegarme el vacilón, me puse a acelerar y cuando fui a salir... se me cala. Se me caló en seco delante de todos los moteros", cuenta entre risas Joaquín.

Lo curioso es que Kiko ha sido familiar del mismísimo Marc Márquez, vía su hermano.

"¿Tú sabes que Marc Márquez ha sido sobrino mío? Ha estado con Lucía, la hija de Cayetano, por lo que un campeón del mundo ha sido sobrino mío. Así que Marc, si estás viendo esto, aquí está tu tío Kiko", bromea Rivera. "Es de categoría. Buena gente, humilde, simpático. Muy buen tío", describe Joaquín al campeón de MotoGP.

Los filetes de Joaquín

Cuando Kiko le pregunta por cómo llevan estos días con los niños, sale a colación los problemas de Joaquín en la cocina. 

"Los filetes no se te dan muy bien", le saca Kiko entre risas, sobre una cena un poco complicada. "El filete estaba un poco duro, pero la salsa estaba de categoría. Al día siguiente lo hice con atún y me quedó...", le confiesa Joaquín, a lo que el DJ le invita a su casa, o más bien a la casa familiar. "Quiero que vengas a Cantora, el santuario de mi padre", señala, a lo que el futbolista acepta encantado.

El jugador que más la liaba

"He tenido un compañero muy bueno, que me río mucho con él. Rivas el largo era todos los días, con Varela y Artu, era un show todos los dias. Era con el que yo me juntaba para buscar el lío y el rollo. Me he reído mucho con él", le cuenta Joaquín a Kiko.

Valencia y Málaga

"En Valencia pasé cinco años. Tengo mucha relación con compañeros: Villa, Soldado, Cañizares, Marchena... Teníamos un equipazo", rememora Joaquín.

"Y de ahí me fui al Málaga, con Julito Baptista. Vaya equipazo. Estaba el jeque, pero no aparecía (risas). Aquello fue muy triste, porque los primeros meses fue fenomenal. Llegaron Cazorla, Monreal, Isco, Toulalan... Gente que ya estaba allí, Gámez, Duda..."

"Duda, que vino al Sevilla y no hizo ná", entra Kiko. "Lo hizo de categoría con nosotros. Fueron dos años muy buenos, el último una pena porque económicamente no estaba para jugar donde estábamos, que era la Champions. Yo tuve un recibimiento en la Rosaleda increíble. Iba con ese contra mío porque ya tenía una edad, me decían que iba a llevármelo...", recuerda Joaquín.

"Tú eres el culpable de que muchos sevillistas como yo veamos al Betis"

"Tú eres el culpable de que muchos sevillistas como yo veamos al Betis", admite Kiko, afectuoso.

Fiorentina

"Yo lo pienso ahora, y digo: quién me diría a mí de hablar italiano. Veo el vídeo y me digo que hay que tener poca vergüenza. El hombre que me entrevistaba me dijo que si quería hablar español, y yo le dije que no, que avanti siempre". ¿Quién no se acuerda de la famosa entrevista a pie de campo de Joaquín inventándose el italiano?

"Yo lo pienso ahora, y digo: quién me diría a mí de hablar italiano. Veo el vídeo y me digo que hay que tener poca vergüenza"

La vida en la Fiore fue distinta, pero bonita para el futbolista. "Se vive con mucha pasión. Ha tenido épocas. Florencia vive con mucha pasión. Los tifosi son muy como aquí, como la afición del Betis o el Sevilla. Para vivir, yo he vivido allí más tranquilo. Allí hay una rivalidad muy grande con la Juve, es el rival al que quieren ganar siempre. El primero que tuve allí, ganamos 2-4 y yo marqué el tercero. Fue espectacular. Mi mujer al principio lo vivió mal, porque no habíamos salido nunca. Yo no me he querido ir nunca, pero creí que fue el momento para vivir esa experiencia", admite.

Sobre la vida fuera del campo, Joaquín señala que "la gastronomía es espectacular. Cuando comes la pasta allí y piensas en la de aquí, piensas: qué ruina comemos. La fiesta allí la viven de otra manera, terminan antes... No tiene nada que ver".

Vuelta al Betis

"Yo de chico no era del Betis. Era simpatizante, porque el Betis cae bien, pero yo empiezo a vivirlo cuando tengo 14 o 15 años. Mi equipo del alma es el Betis, pero de chico no. Tampoco el Cádiz, nosotros en mi casa hemos sido muy merengues".

Intento del Madrid

Es irónico, pero Joaquín no llegó al Real Madrid... y Kiko Rivera sí. No lo sé, y mira que he estado a veces. Lo hablo con mi padre, quizá alguna espinita, no haber jugado en el Madrid. Como yo he visto a lo largo de mi carrera que he podido, me quedo con que podía haber estado.

"Mira Julio, que se salió en el Sevilla y luego allí...", tercia un Kiko, que le recuerda que él sí jugó (de manera muy escasa, siendo un niño) con la camiseta blanca. "La espinita que tú tienes la cumplí yo, que he jugado en el Madrid. Pero yo he jugado allí, en la cantera, pero he jugado y tú no", recuerda entre risas.

"La espinita que tú tienes la cumplí yo, que he jugado en el Madrid. Pero yo he jugado allí, en la cantera, pero he jugado y tú no"

Derbi en Sevilla

"Me quedo con mi primer derbi, que fue en Segunda, porque fue el primero y para mi fue como de un aficionado"

Vuelta de la liga

"Sí, vuelven en junio. Supuestamente jugaremos cada tres días. Al final si esto se puede arrancar y jugar, para no alargarlo todo, se tiene que jugar en junio y julio. Yo no voy a poder, está claro. Según acabe de jugar, voy a tener que meterme en morcón".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento