Rechazados los respiradores 'low cost' fabricados por Red Bull y Renault

Equipo Red Bull de Fórmula 1.
Equipo Red Bull de Fórmula 1.
RUDY CAREZZEVOLI / Red Bull Content Pool

Siete de las diez escuderías de Fórmula 1 que se encuentran sin competición se han unido en el 'Project Pitlane', una iniciativa mediante la que ponen toda su tecnología y capacidad de ingeniería al servicio de las necesidades de la sanidad para crear material y equipos para combatir el coronavirus

De este proyecto nacieron los 10.000 respiradores de Mercedes, salidos de la fábrica del equipo en Brixworth, pero no lo harán los que han creado en conjunto las escuderías Red Bull y Renault.

Las sedes de Milton Keynes y Enstone se pusieron manos a la obra sobre los diseños de unos respiradores de bajo coste, bajo el nombre 'BlueSky', con el que pretendían ayudar al NHS, el servicio de salud británico. Los diseños del prototipo fueron enviados a las autoridades, pero estos no han cumplido los requisitos y necesidades por lo que han sido rechazados.

Según explica 'Autosport', los trabajadores de Red Bull y Renault han dedicado las últimas tres semanas, con jornadas de hasta 18 horas por día, a elaborar los primeros respiradores bajo estos diseños, que ahora tendrán que revisar y retocar si quieren obtener el visto bueno antes de que sean enviados a los distintos hospitales británicos que lo requieran.

El problema, explican en la publicación, no es tanto que los respiradores BlueSky no sean útiles, sino que a estas alturas de la pandemia se han quedado algo desfasados en función a las necesidades. El NHS inicialmente había dado por bueno este ventilador, pero el avance del COVID-19 requiere unas máquinas más específicas y sofisticadas. No se descarta que el proyecto, en el actual estadio de diseño, se pueda utilizar más adelante.

Una de las grandes ventajas que tenían estos respiradores era su bajo coste de producción, tanto en términos monetarios como de materiales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento