Leo Messi gana su sexto Balón de Oro

Messi, con su sexto Balón de Oro.
Messi, con su sexto Balón de Oro.
EFE

Leo Messi recibió, como estaba previsto, su sexto Balón de Oro. Apenas un día después de decidir el partido ante el Atlético con un golazo como ha metido a decenas (o quizás centenares), el argentino recogió el galardón que le acredita como el mejor jugador del mundo en 2019.

¿Te parece justo el Balón de Oro a Messi?

Desempata y supera así a Cristiano Ronaldo en esa guerra particular que tienen ambos tras aun año espectacular en lo individual aunque decepcionante en lo colectivo. Sus números son rotundos, incontestables, con 51 goles en 50 partidos en la temporada 2018/19 aderezados además con 22 asistencias. Sus cifras hicieron que el Barça arrasara en la Liga, pero no fueron suficientes para levantar la Champions que tanto ansía y que se le resiste desde 2015. No fue, además, la única decepción colectiva del argentino, que también vio como se le escapaba la Copa del Rey en la final ante el Valencia y además sufrió el enésimo batacazo con su selección al quedar apeado con la Albiceleste en las semifinales de la Copa América en verano.

El brillo individual de Messi ha podido con el Liverpool, que coló dos miembros entre los tres primeros (Virgil Van Dijk y Sadio Mané) y tres entre los diez (también Mo Salah y Alisson Becker). Su gran bandera era Van Dijk, un central imponente de los que ganan títulos pero carente del glamour de jugadores como Messi o Cristiano. Fabio Cannavaro sigue siendo así el último defensa que ganó el título en el ya lejano 2006.

El trofeo vuelve así al duopolio entre el argentino y el portugués, que han ganado 11 de los últimos 12 galardones, todos menos el del año pasado, que se llevó Luka Modric gracias a su Champions con el Real Madrid y su sorprendente subcampeonato Mundial con Croacia. Ronaldo sí estuvo en el podio pese a la filtración un día antes que decía que no estaría en él, acabó tercero. Eso sí, pese a ello, y como no podía ser de otra forma, al delantero de la Juventus no se le vio por París en la gala de France Football..

 Messi recogió el trofeo que, como el mismo recordó, llegó justo diez años después de que ganara el primero. El argentino lanzó un discurso entrañable, comparando a como llegó en aquella ocasión ("con mis hermanos") con cómo lo hace ahora ("recibo el sexto en un momento distinto, con mi mujer y mis hijos").

Aunque lo más reseñable fue la reflexión que hizo en la que destacó que es consciente de que está ya en el final de su carrera, de que le queda poco, que la edad (tiene 32 años) no perdona. "Espero que me queden algunos más, pero soy consciente de la edad que tengo, se va acercando la retirada, el tiempo vuela, pasa todo muy rápido», afirmó el elegido como mejor jugador del mundo.

"Espero que me queden algunos más, pero soy consciente de la edad que tengo, se va acercando la retirada"

Eso sí, la ambición, intacta. Su objetivo es ganar más títulos y no solo individuales sino sobre todo colectivos. "Feliz en lo personal, en lo deportivo pues superarme, seguir mejorando, nunca me conformo pese a los trofeos individuales. Pero son secundarios, lo importante son los títulos", dijo un Messi que no esconde que su gran ambición este año es ganar una Champions que se le resiste desde 2015.

No hubo sorpresas en el resto de premiados. Megan Rapinoe se llevó sin discusión el Balón de Oro femenino a la mejor jugadora tras ganar el Mundial con Estados Unidos, De Ligt se impuso a talentos como Joao Félix o Vinícius en el premio Kopa al mejor futbolista menor de 21 años y Alisson Becker ganó el Yashin el mejor portero del mundo tras su gran campaña en el Liverpool, con el que ganó la Champions, y con Brasil, selección que levantó en verano la Copa América.

Placeholder mam module
Sigue en directo la gala de entrega del Balón de Oro
Mostrar comentarios

Códigos Descuento