21: Blackjack

21: Blackjack - Cartel
Título V.O.:
21: Blackjack
Año de producción:
2008
Distribuidora:
Sony Pictures
Género:
Drama
Clasificación:
No recomendada menores de 13 años
Estreno:
11 de abril de 2008
Director:
Robert Luketic
Guión:
Peter Steinfeld, Allan Loeb
Música:
David Sardy
Fotografía:
Russell Carpenter
Intérpretes:
Kevin Spacey (Mickey Rosa), Laurence Fishburne (Cole), Kate Bosworth (Jill Taylor), Aaron Yoo (Choi), Jim Sturgess (Ben Campbell), Liza Lapira (Kianna)

Fotogramas de la película

Sinopsis

Ben Campbell es un prometedor estudiante del Instituto Tecnológico de Massachusetts que al no poder pagar la universidad, empieza a jugar a las cartas. Se une a varios jóvenes de la escuela que, dirigidos por el experto en estadística Micky Rosa, han descifrado las probabilidades de éxito del Blackjack. Cuando viajan a Las Vegas, idean un sistema de señales para romper la banca, pero la atracción por el dinero y los agentes de seguridad de los casinos no son buenos compañeros de juego.

"21: Blackjack" es un thriller de acción que vuelve a llevar a la pantalla el universo de los casinos de Las Vegas. La película está basada en la historia real de unos estudiantes que, en los años 90, consiguieron hacerse millonarios gracias a la aplicación de las matemáticas en los juegos de cartas. Uno de sus protagonistas, Ben Mezrich, relató sus vivencias en un libro y Kevin Spacey se hizo con los derechos, aunque el guión añada alguna novedad. Spacey se convirtió en el productor de esta aventura, mientras que Robert Luketic se puso al frente de la dirección después de haber hecho lo propio en títulos como "Una rubia muy legal" o "La madre del novio".

El reparto está encabezado por Jim Sturgess, un joven actor que se ha reivindicado gracias a sus papeles en "Across the Universe" y "Las hermanas Bolena". Junto a él, Kate Bosworth (Superman Returns), una atractiva jugadora que trae de cabeza al protagonista y que ya ha participado en otras películas creadas por Kevin Spacey como "Beyond the sea". El propio Spacey también participa en un elenco actoral que completa Laurence Fishburne, rostro habitual del cine de acción (Matrix, Asalto al Distrito 13).

Crítica

Basada (dicen) en una historia real. Historia que involucró a un avispado profesor universitario que utilizaba a sus estudiantes para ganar cifras astronómicas jugando al blackjack en los casinos de Las Vegas con un método muy científico. Huele a que de aquello no quedaron ni las migas, porque es difícil encontrar en la cartelera una película tan formulaica y predecible milímetro a milímetro como este "21".

Responsable penal de la incalculablemente impresentable "La madre del novio" Robert Luketic tenía dos comodines en la manga. El primero era reciclar al Kevin Spacey de las películas de antaño, plantarlo frente a la cámara, accionar el piloto automático y desempolvar los tics del bioscarizado actor que le dieron la gloria hasta el día en que empezó a resultar notorio que Spacey sólo tiene un registro y que lleva interpretando el mismo papel quince largos años. Aquí vuelve al redil, vuelve a ser Spacey y nada más que Spacey, tirando de repertorio y sacando jugo al gesto ése tan suyo de fulano inteligente y majadero a un tiempo, de seductor sin querer, por aquello de la inercia, con media sonrisa a cuestas como dejando entrever en el fondo que es un poco cabrón y que le asaltan continuamente pensamientos pecaminosos. Si ése, su único recurso, se adapta bien al rol de turno bravo, si no, da igual porque no está dispuesto a exprimirse para buscar algún otro. Así, con Spacey haciendo de sí mismo, lo demás viene rodado, porque si hay algo que no hace nunca "21" es tratar de sorprender al respetable.

Nos vemos venir desde el minuto dos que Jim Sturgess es propietario de una mente prodigiosa, en el diez sabemos que va a ser embaucado por el profesor Spacey y que se va a convertir en líder natural del grupo, que se echará a perder, que descuidará los estudios, que lo devorará la ambición por seguir aumentando el volumen de su bolsillo, que abandonará a sus colegas decepcionándolos y que, tarde o temprano, le zumbarán, entenderá el calibre de su error y volverá a ser el chico Harvard que todos esperan de él, el buen amigo y mejor hijo seducido por las cosas pequeñas de la vida.

Es inconcebible que una película de naipes, de casinos y apuestas al límite sea tan dócil. Es inconcebible que de buenas a primeras le cojas el tranquillo con tan poco esfuerzo, como inconcebible es la idiotez congénita del grupo de cerebritos asaltacasinos que se plantan todos los días en la misma casa de juegos para que se queden con sus caretos y a fuerza de dar el cante les acaben echando a perder el chiringuito.

Luketic no sabe tejer una película seria a partir de la anécdota. Todo lo que tiene es una hoja de periódico con una noticia insólita. Lo demás, lo que corresponde a su responsabilidad y a la de los guionistas, es más que el mecanismo de relojería entre neones que promete el trailer, un reloj de cuco del año de la polka con el mecanismo averiado. Ni sus actores tienen el hervor requerido para imponerse como los amos del cotarro, ni el propio Luketic es capaz de proponer otra cosa que dos o tres trucos visuales resultones para acicalar la rutinaria morbidez del relato.

"21" quiere camelarse a todos los públicos y asume que es mejor jugar a póquer descubierto para vender la burra a cuantos más mejor. El precio a pagar es muy alto: una película de punta roma, tímida y sin pegada, que huele más a colonia pija de College de élite que a whisky y mala uva de tipos duros y sin escrúpulos de Las Vegas.

Últimas películas del director Robert Luketic
Últimas películas del género Drama