Pokémon GO
Una chica jugando a 'Pokémon Go'. EUROPAPRESS

La empresa encargada de Pokémon Go, Niantic Labs, se ve obligada a pagar casi cuatro millones de euros después de que doce personas interpusieran una demanda contra la compañía, de forma colectiva, por allanamiento de morada.

El grupo de propietarios decidieron denunciar a la empresa, hartos de que los jugadores de la exitosa aplicación para móviles invadieran sus propiedades para capturar pokémon en las Poképaradas ubicadas en sus jardines y patios, entre otros.

Como primer paso, Niantic ha tenido que eliminar las Poképaradas y ha creado un sistema para que los propietarios puedan informar a la compañía de este tipo de problemas, asegurando que el 95% de las quejas se solucionarán en las próximas semanas, según informa El Comercio.

Igualmente, en el videojuego de realidad aumentada, añadirán avisos para los jugadores donde especificarán las horas de cierre de lugares como parques y museos, entre otros, donde hay Poképaradas.

Por su parte, las doce personas que pusieron la demanda recibirán 1.000 dólares cada una, por los daños y molestias causadas por Niantiac. Los millones restantes irán a los diferentes abogados del caso.