Elías Israel  Periodista

Del milagro en Austin a la involución del Madrid

  • Contraste en un lado y otro del Atlántico, con la victoria de Marc Márquez en USA y la derrota del Real Madrid en Cornellá.
Marc Márquez celebra su victoria en Austin.
Marc Márquez celebra su victoria en Austin.
EFE

Uno tiende a creer en los milagros y se alegra de no tener que lamentar una nueva desgracia en el mundo del motociclismo, tras el accidente múltiple en el que se vieron involucrados Pedro Acosta y Jeremy Alcoba en Austin. El escalofrío volvió a recorrer el paddock. Acosta, líder del Mundial de Moto3, tuvo arrestos hasta para sacarnos una sonrisa, preguntando dónde estaba su cámara tras hacernos temer lo peor. El mundo del motociclismo necesita una reflexión sobre la calidad mínima exigible a los circuitos. Una cosa es entender que el riesgo forma parte del deporte y otra, bien distinta, no dotar de las máximas garantías a los pilotos, para evitar lo evitable.

Marc Márquez se paseó nuevamente por su jardín en otra carrerón en MotoGP. Dominó de principio a fin, en otro gran fin de semana para los pilotos españoles.

Entretanto, Portugal lograba su primer Mundial de fútbol sala, ganando a Argentina. Hay que alegrarse por Ricardinho, que deja la Selección lusa logrando el sueño de su vida, tras una final memorable.

En el mundo del fútbol, parecía difícil encontrar un domingo en el que cayesen a la vez el PSG, el Bayern de Múnich y el Real Madrid. El equipo de Ancelotti empezó la temporada, dejando unas grandes sensaciones a nivel ofensivo, pero a pesar de la impresionante madurez de Benzema, la realidad es que el efecto Vinicius se ha diluido un poco.

Defensivamente, no se acaba de encontrar. El partido ante el Sheriff, a pesar de la gran cantidad de oportunidades creadas, marcó un punto de inflexión negativo, una herida en la autoestima, en el prestigio y en el orgullo del club. La visita al Espanyol ha encendido todas las alarma en el peor partido del equipo blanco en toda la temporada, justo antes del parón de selecciones, con más tiempo para reflexionar, pero también para estirar una siempre incómoda resaca en el club blanco. Ancelotti busca pero no encuentra. Saca a Alaba de su posición de líder en el centro de la zaga para diluirle en el lateral. Ya salió rana la probatura con Valverde en el otro lateral.

Casemiro, que es termómetro del Madrid, anda bajo de forma. Modric y Kroos transitan en su particular pretemporada y no se le puede pedir a Camavinga que supla tantas carencias. Sin escudos por delante, tanto Militao como Nacho quedan muy expuestos y salen en las peores fotos.

El bajo momento de forma de los dos grandes democratiza el campeonato, en el que cualquiera puede ganar a cualquiera y la cabeza de la tabla es un hervidero.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento