Mercè Perea  Diputada del PSC en el Congreso y portavoz de la Comisión del Pacto de Toledo del GPS

Seguridad y certidumbre, la fortaleza del sistema

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en la reunión interparlamentaria del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados, a 8 de septiembre de 2021, en Madrid (España).
Pedro Sánchez interviene en una reunión del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso.
Europa Press

Después de nueve años de la última reforma en pensiones del Partido Popular hoy se encuentra en trámite una nueva. Una reforma que es la antítesis de la anterior y gracias a la cual, se ha garantizado el poder adquisitivo de los y las pensionistas y la sostenibilidad del sistema, todo ello sobre la misma premisa: las pensiones y su sistema es la piedra angular de nuestro estado del bienestar.

Efectivamente, la solidaridad individual y colectiva que subyace en nuestro sistema de protección social es ejemplo y estandarte, no solo interno, sino internacional. A lo largo de los más de 40 años de democracia ha sido el instrumento protector que ha actuado en situaciones de necesidad por la pérdida de un empleo, por la enfermedad, por accidente o cuando por razones de edad se abandona el mercado de trabajo. Y eso es algo que se ha construido entre todos y todas.

Un gran acuerdo suscrito por el Gobierno y los agentes sociales que garantizará el poder adquisitivo de los pensionistas y asegurará la sostenibilidad

La reforma de pensiones presentada en el Congreso de los Diputados recoge el espíritu de la soberanía popular. Un acuerdo al que se llegó en el seno del Pacto de Toledo y que posteriormente se abordó en la mesa de 'diálogo social'. Un gran acuerdo suscrito por el Gobierno y los agentes sociales que ha llegado a la Cámara Baja para ser ratificado y garantizará el poder adquisitivo de los pensionistas y asegurará la sostenibilidad del sistema público de pensiones.

Sin embargo, y a pesar de ello, por parte de la oposición y otros intereses espurios no cesan los mensajes -por mar, tierra y aire- de la debilidad del sistema y de los oscuros nubarrones que se avecinan. Parece que Cumbres Borrascosas de Emily Brontë se quedaría corta.

Pero a los y las socialistas no nos van a amedrentar los vientos borrascosos interesados. No vamos a renunciar a nuestras convicciones de que el sistema es fuerte y que ha de continuar cohesionándonos como sociedad. Porque generar certidumbre es el primer paso para fortalecer el sistema de pensiones. Porque la fortaleza del sistema de pensiones radica en generar seguridad y entre los y las pensionistas, pero también entre los más jóvenes. Debemos dar un mensaje claro y conciso a los jóvenes, hay que decirles que pensamos en ellos, que son una pieza fundamental en todo este engranaje y, sobre todo, decirles que pueden contar con nuestro sistema de pensiones. Y eso no se consigue dando mensajes confusos y catastrofistas, como acostumbra a hacer la derecha de nuestro país.

Culminaremos dando respuesta a los retos demográfico, económico y social que se nos presentan, pero siempre generando confianza, certidumbre y seguridad

Por ello los y las socialistas hemos propuesto realizar un estudio de la Seguridad Social que diga de una vez por todas cuál ha sido su historia para poder diseñar su futuro. Si a lo largo de todos estos años hemos sido capaces de construir un edificio sólido que nos proteja, en el siglo XXI lo culminaremos dando respuesta a los retos demográfico, económico y social que se nos presentan, pero siempre generando confianza, certidumbre y seguridad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento