La reforma de las pensiones llega al Congreso: ¿Cuándo se aprueba? ¿Habrá que trabajar más? ¿Se cobrará menos?

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.
EFE

El Consejo de Ministros aprobó este martes el anteproyecto de ley de garantía del poder adquisitivo de las pensiones y de otras medidas de refuerzo de la sostenibilidad financiera y social del sistema público de pensiones, que ahora seguirá su tramitación en el Congreso de los Diputados. En palabras de la portavoz del gobierno, Isabel Rodríguez, se trata de una reforma que "recupera el diálogo social" y proporciona "tranquilidad a los pensionistas de hoy y de mañana". Pero, ¿qué medidas incluye? ¿Cuándo se aprobará? ¿Cambian la cuantía de la pensión o los requisitos para acceder a ella? ¿Y qué otras reformas planea el Gobierno? Estas son las claves de este paquete de medidas.

¿Quién ha diseñado esta reforma?

El texto fue pactado por el Gobierno, los sindicatos y la patronal, que firmaron un acuerdo el pasado 1 de julio.

¿Cambia el importe de las pensiones?

El importe de las pensiones no cambia.

¿Y su revalorización?

Sí. Se deroga el llamado factor de sostenibilidad, aprobado por el Gobierno del PP en 2013, y se establece que el 1 de enero de cada año las pensiones subirán de acuerdo al IPC. En concreto, el incremento equivaldrá a la media de las tasas de variación interanual del IPC de los doce meses previos. Si esa media es negativa, el importe de las pensiones se congelará.

¿Cambia la edad de jubilación?

No, pero se quieren dificultar las prejubilaciones y favorecer que se extiendan las carreras profesionales. En el caso de la jubilación anticipada, se modifican los coeficientes paulatinamente –se irán introduciendo de aquí a 2024– y la reducción de la pensión puede llegar al 21% en el caso de quienes se retiren dos años de la edad legal y con menos de 38 años y medio cotizados. En cambio, para incentivar el retraso de la jubilación más allá de los 67 años, se ofrecerá a los trabajadores bonus económicos de hasta 12.000 euros en función de lo que haya cotizado el empleado y de los años que decida seguir trabajando más allá de la edad de jubilación legal.

¿Qué trámites seguirá la reforma?

El texto llegará al Congreso como proyecto de ley y el objetivo del Gobierno es que se apruebe antes de concluir el año, tal y como se pactó con Bruselas.

¿Qué queda por negociar?

En el marco de este primer paquete de reformas, el Gobierno tendrá que negociar con los agentes sociales la fórmula del llamado mecanismo de equidad intergeneracional antes del 15 de noviembre. Este mecanismo será la fórmula para modular la cuantía de las pensiones en función de distintos factores, pero aún no se conoce la propuesta del Ejecutivo al respecto. Este apartado entrará en vigor en 2027.

¿Tiene el Gobierno los apoyos asegurados?

No al 100%. A día de hoy han expresado su rechazo PP, Vox y ERC. PNV y EH Bildu también han expresado algunas reticencias. Habrá que esperar al trámite de enmiendas y a las negociaciones parlamentarias para conocer cómo queda cada uno de los detalles de la reforma y qué apoyos logra reunir.

¿Habrá más reformas en materia de pensiones?

Sí, el Gobierno tiene pendiente diseñar un segundo paquete de reformas, en el que tendrá que concretar alguno de los asuntos más polémicos.

¿Qué hay del posible recorte de las pensiones a los 'baby boomers'?

Antes de verano, el ministro Escrivá advirtió de que los nacidos entre 1960 y 1975 tendrían que asumir "un pequeño ajuste en su pensión" o trabajar más tiempo, lo que provocó un gran revuelo y el rechazo de sindicatos, patronal y de sus socios de coalición, Unidas Podemos. Días después, el ministro matizó sus palabras. Está por ver si ese ajuste se produce, si se introduce a través del ya citado mecanismo de equidad intergeneracional o si queda para este segundo paquete de reformas.

¿Se eliminará el tope a las cotizaciones?

Es otro de los elementos que se abordará en la segunda parte de la reforma y que implicaría que los sueldos más altos coticen más. El plan de medidas enviado por el Gobierno a Bruselas señala que, para finales del año que viene, tiene que estar en vigor "la legislación relativa a la adecuación de la base máxima de cotización", una norma que debe incluir el "incremento gradual de la base de cotización máxima del sistema".

Actualmente, los sueldos cotizan únicamente por aproximadamente los primeros 49.000 euros brutos anuales. Todo lo que sobrepase esa cantidad está exento de cotización, y el Gobierno busca elevando los topes "aumentar la progresividad del sistema" y los "ingresos" de la Seguridad Social. Los sindicatos están completamente a favor de la medida e incluso apuestan por el destope total, pero son conscientes de que genera muchas resistencias en la patronal.

¿Se modificará el periodo de cómputo?

Actualmente se toman como referencia los últimos 25 años de vida laboral para calcular la pensión que le queda al trabajador y el Gobierno tiene intención de extender ese periodo. En un borrador, Escrivá barajaba elevar este periodo de cómputo a 35 años, lo que supondría "una reducción media de la pensión inicial del 6,3%", de acuerdo con ese documento, ya que al principio de las carreras profesionales los sueldos suelen ser más bajos.

La mención a la concreción de la extensión del periodo de cómputo y a sus efectos se eliminó tras la frontal oposición mostrada por Unidas Podemos y los sindicatos cuando se dio a conocer que Seguridad Social barajaba esta reforma, pero es posible que vuelva a plantearse más adelante, ya que el Ejecutivo ha incluido este elemento en el plan de reformas remitido a Bruselas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento