> Todo mal | Opinión de María Guijarro

Todo mal

María Guijarro  Diputada del PSOE en el CongresoOPINIÓN
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su visita de Estado en Argentina.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
J. I. RONCORONI / EFE

Primer año de legislatura. Coalición de Gobierno inédita y recién inaugurada y… ¡zas! una pandemia mundial.

¿Qué ocurre sesenta semanas hábiles después?: treinta y dos leyes aprobadas. Una ley cada dos semanas. Si a los proyectos y proposiciones de ley sumamos los Reales Decretos Ley convalidados, llegamos a las 80 normas con rango de ley en lo que va de legislatura.

Y es que no está de más recordar las cifras. Y más que la cantidad, que es importante por aquello de la capacidad e intensidad del trabajo, es muy importante reconocer qué materias han regulado las normas aprobadas. La Ley de Cambio Climático, la Ley de Protección a la Infancia, el Ingreso Mínimo Vital, la Ley de Eutanasia, la Lomloe y el escudo social han sido algunas de las Leyes. Cuestiones que nos afectan directamente como sociedad, que protegen por ejemplo a las niñas, niños y adolescentes de nuestro país o que nos permiten morir en dignidad. Leyes que reducen las desigualdades y la pobreza y que articulan sistemas educativos mucho más equitativos.

Y hay que ponerlo en valor. Esto es la política también. No solo los minutos informativos dedicados a la bronca y la crispación permanente. Esto es la POLÍTICA CON MAYÚSCULAS.

Y todo ello se ha conseguido a pesar de que algunos partidos políticos han aplicado todo este tiempo difícil el “cuanto peor mejor” y el “todo mal”.

Hay que saber arrimar el hombro en tiempos duros, hay que saber distinguir entre el bien común y el interés partidista. Hay que ser, en definitiva, leal a tu país, pero sobre todo a tus conciudadanas y conciudadanos y lo que necesitan, sin cálculos electorales.

Hay que saber distinguir entre el bien común y el interés partidista

No se pueden obstaculizar deslealmente los esfuerzos del Gobierno y toda la sociedad; hoy lo que hay es un país que va a derrotar a la peor pandemia del último siglo.

Sinceramente. Siempre un país va a estar mucho más “cuidado”, ese gran término, si se hace frente a situaciones complejas con eficacia y con diálogo entre gobiernos y administraciones. Siempre un país va a estar mucho más protegido si hay diálogo entre partidos, gobiernos e instituciones.

Si nos centramos en el “todo mal” y no en todos estos avances en materia social, económica o sanitaria, no seremos capaces de avanzar. Si algunos partidos utilizan permanentemente el "dejar caer" para que "yo lo salve", solo demostrarán que no saben estar a la altura de su país. Ese país que tanto dicen defender y al que usan únicamente para sacar rédito partidista, sin arropar a un Gobierno que frente a las adversidades se “arremanga”, trabaja, dialoga y construye.

El trabajo legislativo y el trabajo parlamentario merecen el máximo de los respetos y deben ser puestos en valor. Ahí están los datos y fundamentalmente el BOE. Un BOE que a pesar de las circunstancias rezuma, cada vez más, igualdad de oportunidades, justicia y protección social. Seguimos. Con fuerza y con ilusión, aunque algunos se empeñen en el “todo mal”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento