Una noticia importante

Eva Garzón  Responsable de migraciones de Oxfam Intermón
Protestas en Lesbos tras el incendio que destrozó el campamento de Moria.
Protestas en Lesbos tras el incendio que destrozó el campamento de Moria.
EFE

Hace poco leí en internet algo importante sobre el campo de refugiados de Moria en la isla de Lesbos, en Grecia: Zeynab y Zaeb, de Somalia y Afganistán, se habían conocido, enamorado y casado allí. Y recordé que hace unos meses, con motivo del Día Mundial del Refugiado, leí otra noticia importante: las personas refugiadas, para cuidarse unas a otras, habían grabado un vídeo que circulaba a través de sus teléfonos móviles para que todo el mundo en Moria estuviera al tanto de las medidas de protección necesarias frente a la Covid-19.

Y, hace dos semanas, una tercera noticia: un incendio destruía la mayor parte del campo, auspiciado por la UE, que albergaba a más de 12.000 personas pese a estar diseñado para 3.000. Esta tragedia es fruto de una política errada que continúa fracasando desde 2015, empeñada en contener en los bordes de Europa a las personas que buscan protección con la intención de negarles el asilo y devolverlas a otros países. Aquí, en Melilla, el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), con capacidad para 700 personas, acoge a 1.400, y unas 500 más malviven en la plaza de toros de la ciudad que han habilitado ante la sobreocupación del CETI. El mensaje desde Lesbos o Melilla es el mismo: las fronteras de Europa son infranqueables, aun a costa de los derechos fundamentales de las personas migrantes y solicitantes de asilo.

Estamos a tiempo de reaccionar para que pronto sean Zeynab y Zaeb quienes lean una noticia importante: la ciudadanía europea presiona y consigue que las personas migrantes y refugiadas que vivían en Moria y Melilla sean trasladadas a lugares dignos y seguros en la Península, la Grecia continental y el resto de los Estados miembros de la Europa de los derechos fundamentales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento