Pedraz ordena la captura de los militares americanos imputados en el 'caso Couso'

El cámara de Telecinco José Couso.
El cámara de Telecinco José Couso.
ARCHIVO

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha ordenado la busca y captura e ingreso en prisión para la extradición de los tres militares americanos imputados en el caso de la muerte del cámara de Telecinco José Cousoel 8 de abril de 2003 en Bagdad (Irak).

Fuentes jurídicas han informado de que el magistrado ha pedido además autorización al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para viajar a Irak entre octubre y noviembre próximos para la inspección ocular de los lugares de los hechos.

El Tribunal Supremo (TS) ordenó a la Audiencia Nacional reabrir la investigación sobre la muerte de Couso, al considerar que la estrategia bélica denominada "de impacto y pavor", consistente en actos como el bombardeo sobre personas y bienes protegidos en conflicto armado, como el que provocó la muerte de Couso, es penalmente imputable a quien dirija esas operaciones.

El cámara de Telecinco murió en 2003  en el Hotel Palestina de Bagdad, que albergaba a la prensa internacional que cubría la guerra, por el disparo de un tanque estadounidense durante la toma de la capital iraquí.

El proyectil de tanque que acabó con la vida de José Couso también alcanzó de muerte a un cámara de Reuters, el ucraniano Taras Protsyuk.

El Pentágono eximió a los tres militares de responsabilidad, aunque reconoció que se disparó un proyectil desde su tanques contra el Hotel Palestina. Una investigación estadounidense concluyó que los hombres abrieron fuego justificadamente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento