El jefe de máquinas del atunero Alakrana, Víctor Bilbao, dijo este martes al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que los piratas les trataron como a "perros" durante su secuestro, y que al patrón y a un engrasador "les pegaron bastante". El patrón bajó a la zona de máquinas y dijo: "Arranca, rápido, que nos vamos"

Tras prestar declaración en los Juzgados de Gernika, Bilbao afirmó que los piratas "son animales y nos han tratado peor. Pegar a mí no me han pegado, pero agarrarme como si fuera un niño y vejarme, sí. Me traían piezas para arreglar, me trajeron un fuera-borda para arreglarlo y yo arreglándolo y encañonado, como si fuéramos perros".

Respecto al momento de la liberación del atunero, señaló que el patrón bajó a la zona de máquinas y dijo: "Arranca, rápido, que nos vamos". "No nos enteramos de nada porque nos tenían confinados dentro del barco", apuntó. Asimismo, explicó que el mobiliario estaba "destrozado" y robaron repuestos del buque.

Cabeza de turco

El tripulante también aludió a la detención de los dos piratas presuntamente implicados en el secuestro y destacó que un teniente de navío, "un tal Barrionuevo", disparó a uno de los piratas y ahora "le quieren degradar". En alguna ocasión "han estado hasta 48 horas sin comer"

"Los políticos están buscando una cabeza de turco, cuando la acción que se hizo en la mar era correcta. Cuando ese chico disparó, el comandante le echó una bronca de la leche, pero el helicóptero está continuamente grabando la acción y, cuando la vieron, dijeron que la medida era correcta. Pero, hoy en día, algún politicucho le quiere cortar la cabeza", añadió.

Bilbao, que afirmó que no les han enseñado fotos de los dos piratas detenidos, narró detalles del día a día del secuestro y de cómo, en alguna ocasión, "han estado hasta 48 horas sin comer, en concreto, cuando había algún "altercado". Afirmó que tendrá que "darle muchas vueltas" a la posibilidad de volver al mar.

Por otro lado, Bilbao explicó al juez la situación del buque Ariana MV, con bandera de Malta, pero de propiedad griega, secuestrado desde hace seis meses por piratas somalíes, y señaló que el 14 de octubre les dejaron pasar a esta embarcación para suministrarles gasoil.

Otro de los tripulantes del 'Alakrana', Andoni Gotxi, dijo a Pedraz que se encuentran "psicológicamente muy mal", aunque "físicamente bien". "El peor momento" que vivieron en el buque fue en el que los piratas realizaron "los disparos en proa", señaló.

Por su parte, el cocinero del Alakrana, Ángel María Diego, puso en duda que los tripulantes puedan identificar a los dos piratas que están en España porque los marineros fueron encerrados "de golpe" y los captores "parecen todos iguales".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.